El encargo a Luis Rosete

Cuando las vacaciones llegaban a su fin y hacía las valijas para retornar a cumplir el cuarto año de labor en Argelia le dijeron, con otras palabras, que de eso nada, pues tenía una importantísima misión en Cuba.

Durante su permanencia desde 2002 hasta 2005 en el mencionado país del norte africano, el doctor en ciencias técnicas, ingeniero hidráulico Luis Enrique Rosete Gamboa, proyectó una presa y asesoró su ejecución. Además, junto a otros colegas cubanos obtuvo una licitación internacional para el lote dos de un esquema hidráulico.

Explica el especialista, residente en la ciudad de Bayamo, que la nueva tarea fue proyectar la represa Mayarí, en la provincia de Holguín, iniciada por personal soviético en la década de los años 70 del pasado siglo, concebida como tradicional, con materiales locales, denominadas del Tercer Mundo.

En 2005, añade, se adopta al nivel correspondiente la decisión de hacer cambios en su concepción, para embalse de enrocamiento con pantalla de hormigón, a las cuales se les denomina de Primer Mundo por su complejidad y seguridad.
Este Profesional de Alto Nivel de la Unión Nacional de Arquitectos e Ingenieros de la Construcción de Cuba, puntualiza que esos embalses son concebidos y ejecutados por transnacionales. “Por tanto, imagínese lo que sentí cuando me dijeron: usted es doctor, tiene que diseñarla y construirla al mismo tiempo”.

Explica que al no existir experiencia en Cuba en cuanto a ese tipo de obras, tuvo que diseñarla completa con fotos traídas por compañeros que fueron a Sudáfrica y China, y búsqueda por él realizada en internet.

Hizo 435 planos digitales y asesoró su ejecución, junto con dos ingenieros holguineros, uno de ellos fiscalizó la obra de toma y el otro el aliviadero.

El embalse, con capacidad para 430 millones de metros cúbicos de agua, fue terminado en 2012 y está en explotación, es el único de su tipo en el país y el de mayor complejidad, pantalla más alta: 86 metros, y un aliviadero mixto, con 13 metros de carga de agua, hecho por primera vez en la isla mayor de Las Antillas.

Dicho complejo hidráulico es el componente principal del megaproyecto trasvase Este-Oeste de Holguín, cuya finalidad es trasladar agua de zonas de alta pluviosidad hacia lugares de tierras fértiles, pero con bajos regímenes de lluvias, como Holguín y Tunas y, más adelante, llegar hasta Camagüey.

“Fue una gran responsabilidad”, dice con sencillez Rosete Gamboa.

En marzo de 2013 el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente le otorgó el Premio Nacional a la innovación tecnológica y el Premio Especial por su integración, al resultado Innovaciones tecnológicas en el tramo Mayarí-Birán del trasvase Este-Oeste, cuyos autores principales son Pedro José Astraín Rodríguez, Pedro Ricardo Martínez, Ariel Álvarez González, Luis Enrique Rosete Gamboa y Sócrates Muñoz Iglesias.

Con satisfacción Recibió Rosete Gamboa, en el año arriba señalado, la invitación a participar en el tercer Simposio internacional sobre presas de enrocamiento, en China, para que presentara la de Mayarí.

Padre de una pareja de hijos, abuelo de un nieto que “me tiene loco”; amante de la música romántica y con preferencia por el baño en la playa, Rosete Gamboa labora en actividades de asesoramiento sobre explotación de obras hidráulicas en Granma y junto a sus compañeros, celebra este 11 de enero el Día del Ingeniero cubano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *