Masiva recordación del incendio de Bayamo

Bayamo, 13 ene (AIN) Miles de personas, en su mayoría jóvenes, presenciaron la gala artística y los fuegos artificiales con los cuales se rememoró la quema de esta ciudad por sus moradores, ocurrida hace 146 años e incluida entre las mayores hazañas patrióticas del pueblo cubano.

Como es habitual en la ocasión, anoche la concurrencia de citadinos y visitantes sobrepasó las capacidades de las plazas de la Revolución y del Himno Nacional, ubicadas en el centro histórico de la urbe y que fueron escenarios del acontecimiento, el 12 de enero de 1869.

Samuel Calzada, presidente de la Asamblea Municipal del Poder Popular, afirmó que el hecho dio al cubano estatura moral solo posible para héroes y patriotas verdaderos.

Añadió que las generaciones actuales, herederas y continuadoras de aquel ejemplo, están dispuestas a repetir la hazaña, si fuera necesario.

Repitió palabras del historiador Eusebio Leal cuando dijo que nada se compara “con la satisfacción de ver que, tantos años después, la ciudad vive, se multiplica, resplandece en sus valores, exalta a sus próceres, no olvida a sus mártires, honra a su historia”

Con guión y dirección de la dramaturga Mirelys Echenique, la gala La quema de Bayamo al pasar el tiempo ofreció miradas al acontecimiento desde diversos ángulos artísticos, y con datos aportados por las últimas investigaciones.

Realista, refrescante, variado y de innegable aliento patriótico, el espectáculo incluyó actuaciones de la Banda Municipal de Conciertos, creada meses antes del incendio y dirigida ahora por el prestigioso músico Carlos Puig Premión.

Se presentaron, además, el Coro Profesional de Bayamo, el ballet de cámara de la ciudad de Holguín; las solistas Mariela Stivens y Aris Rodríguez, y actores de los grupos escénicos Colectivo Teatral Granma, Andante y Alas.

Fuegos artificiales llenaron de luz y color el cielo que cobija la Plaza del Himno Nacional, sede de la gala.

En Bayamo comenzó la conspiración iniciadora de la primera guerra cubana por la independencia, y nacieron Carlos Manuel de Céspedes, líder de la epopeya, y Pedro Figueredo, autor del Himno Nacional.

Desde el 20 de octubre de 1868, esta fue la primera ciudad libre en el país, y sus hijos, al no poder mantenerse en ella, la redujeron a cenizas, como demostración de que estaban decididos a sacrificarlo todo por la patria, y continuaron la lucha en bosques y montañas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartidos