A pesar de las diferencias entre Cuba y EE.UU, debemos aprender a convivir pacíficamente

Comparte

Las delegaciones de Cuba y Estados Unidos coincidieron en que la ronda de conversaciones para el proceso de restablecimiento de relaciones diplomáticas, realizada hoy en el Palacio de Convenciones, constituyó un paso importante en el camino hacia esa decisión anunciada por los presidentes Raúl Castro y Barack Obama el pasado 17 de diciembre.

Josefina Vidal, directora general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores, al frente de la delegación cubana, aseguró a la prensa que el diálogo se desarrolló en un clima “respetuoso, profesional y constructivo”, mientras la jefa de la delegación norteamericana, Roberta Jacobson, lo consideró “positivo y productivo”.

Comunicado de prensa de la delegación cubana a las conversaciones sobre el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Estados Unidos.

El 22 de enero de 2015, tuvieron lugar conversaciones entre delegaciones de los Estados Unidos y Cuba para definir pasos a dar con vistas a formalizar la decisión anunciada por los presidentes Raúl Castro Ruz y Barack Obama, el 17 de diciembre de 23014 de restablecer las relaciones diplomáticas entre ambos países.

La delegación estadounidense estuvo presidida por la secretaria asistente para los Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Roberta s. Jacobson, y la cubana por la directora general de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores, Josefina Vidal Ferreiro.

En la reunión, que se desarrolló en un clima respetuoso y constructivo, la delegación cubana expresó que las relaciones diplomáticas deberán basarse en los principios del Derecho Internacional y de la Carta de las Naciones Unidas, incluyendo la igualdad soberana, la igualdad de derechos y la libre determinación de los pueblos, y la no intervención en los asuntos internos de los Estados.

Igualmente, deberán regirse por las Convenciones sobre Relaciones Diplomáticas y Consulares, que norman la actuación de las misiones diplomáticas y consulares y de sus funcionarios.

Ambas delegaciones intercambiaron criterios sobre los procedimientos para el restablecimiento de las relaciones diplomáticas en una fecha por determinar y decidieron continuar las conversaciones sobre este tema, con vistas a definir los pasos que deberán darse para la apertura de las respectivas Embajadas y la realización de visitas de alto nivel.

Los representantes cubanos reiteraron su profunda preocupación, porque durante casi un año, la Sección de Intereses de Cuba en Washington ha carecido de un banco para realizar sus operaciones, debido al recrudecimiento de las medidas financieras del bloqueo y a la injusta permanencia de Cuba en la lista de “Estados patrocinadores del terrorismo internacional” , lo cual provoca graves afectaciones a su funcionamiento y es contrario a la obligación de los Estados de asegurar todas las facilidades para el desempeño de las funciones de las misiones diplomáticas.

La parte cubana abordó en este contexto los temas que deberán ser resueltos como parte del proceso hacia la normalización de las relaciones bilaterales, en particular, el levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero.

La delegación cubana reiteró la disposición de Cuba a continuar un diálogo respetuoso con el gobierno de Estados Unidos basado en la igualdad soberana y la reciprocidad, sin menoscabo a la independencia nacional y la autodeterminación de nuestro pueblo.

Reafirmó que ambas partes deben centrarse en la búsqueda de solución a los problemas que enfrentamos y que, a pesar de las diferencias profundas que existen entre nuestros gobiernos, debemos aprender a convivir pacífica y civilizadamente con estas.

Asimismo, ratificó la voluntad de Cuba de contribuir a la mejoría del clima bilateral y avanzar hacia la normalización de las relaciones. 

Roberta Jacobson: La primera ronda de conversaciones ha sido un diálogo positivo y productivo 

 La primera ronda de conversaciones ha sido un diálogo positivo y productivo, dijo la jefa de la delegación de EEUU, la subsecretaria de Estado Roberta Jacobson, al concluir la reunión sobre el restablecimiento de las relaciones diplomáticas de su país con Cuba.

“Hemos debatido en términos concretos y reales los términos y medidas que hay que tomar para restablecer las relaciones diplomáticas entre nuestros países”, y añadió que “hemos debatido la apertura de las embajadas en nuestros respectivos países y como esperamos que opere la embajada de Estados Unidos en La Habana”.

Aseguró que estas nuevas reglamentaciones anunciadas por el Departamento de Hacienda y de Comercio de Estados Unidos la semana pasada “demuestra la gran cantidad de acciones que ha tomado EEUU para ejecutar los compromisos que el Presidente de EEUU en la nueva dirección que debe tomar EEUU respecto a Cuba”.

“Nuestros esfuerzos para normalizar las relaciones será un proceso muy largo y no se va a limitar a restablecer las relaciones o la apertura de las embajadas. Hoy hemos dado nuevos pasos en nuestra nueva dirección”, aseguró.

Ambos lados fueron muy claros de que la Convención de Viena guía nuestras relaciones diplomáticas entre ambos países. “Obviamente va a ser el instrumento bajo el cual se llevarán las relaciones entre ambos países”, añadió

“Creo que se abrirán las embajadas en forma oportuna, no puedo decir en qué fecha”, y añadió que el proceso de restablecimiento pleno de las relaciones “es largo” y reafirmó que la reapertura de las embajadas es “solo una parte” de lo que se está conversando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *