¿Quienes son, dónde viven y cómo piensan otros descendientes de Céspedes?

Por: Televisión Granmense

 Agradecidos y ejemplares, los cubanos rinden homenaje a sus próceres, entre ellos a Carlos Manuel de Céspedes del Castillo, aquel bayamés ilustre que se echó “un pueblo a los hombros”, cuando lideró la Guerra Grande (1868-1878), el primero y más largo de los halones violentos en la única revolución del país antillano.

 Pensando en este 27 de febrero, aniversario 141 de la caída en combate del Padre de la Patria, es justo conversar con algunos descendientes, de los cuales se habla poco, o nada, en libros, la prensa, conferencias y actos.

 Este pequeño grupo vive en La Junta, comunidad rural del costero municipio de Media Luna, en la oriental provincia de Granma.

 El historiador Aldo Daniel Naranjo afirma que, desheredado por el padre y tras cumplir una condena de destierro en Santiago de Cuba, debido a las ideas patrióticas, Carlos Manuel comenzó a fomentar la hacienda La Junta, la cual le fue cedida por su hermano José María.

 Agrega que, hacia 1855, cuando llega el abogado, poeta y teatrista, la explotación tenía 177 caballerías, entre los asentamientos de Vicana y Cabo Cruz, y pertenecía al cuartón de Niquero, del partido de Vicana.

 El futuro Hombre del 10 de Octubre dedicó aquellos terrenos al corte de madera, la cría de ganado y el cultivo de los llamados frutos menores, precisa el investigador.

 En La Junta, además, hizo construir una potente y vistosa casa de campo de dos plantas, denominada chalet y dotada de muebles muy representativos.

 Vecinos del lugar e historiadores lamentan actualmente que el abandono y la ignorancia facilitaran la destrucción del valioso exponente arquitectónico, y la desaparición de los muebles, incluidos algunos que se intentó conservar.

 Entre quienes viven en la comunidad, la parienta más cerca al Iniciador es su tataranieta Ana Celina de Céspedes Pérez, de 59 años de edad; bisnieta de Carlos Manuel de Céspedes y Quesada, nieta de Carlos Manuel de Céspedes Martínez e hija de Flavio de Céspedes Borgellá.

 Según cuenta ella, al compás de los procesos de la Reforma Agraria, el Comandante en Jefe Fidel Castro visitó a Céspedes Martínez, quien aceptó mantener aquí una parcela, además de residencia y una chequera, en La Habana.

 Flavio no quiso ir para la capital, y quedó con tres caballerías, un tractor y una carreta, agrega.

 En octubre de 1968, prosigue, Céspedes Martínez estaba en La Junta, donde recibió a su hermana Alba de Céspedes Bertini, la famosa escritora italo-francesa.

 Juntos fueron al acto con motivo del centenario del Grito de La Demajagua, y llevaron las banderas Cubana y de Céspedes que se guardaban en el mencionado chalet, precisa Ana Celina.

 Egresada de la capitalina escuela para campesinas Ana Betancourt, ella estudió hasta el grado 12, y más tarde se incorporó a la cooperativa de producción agropecuaria (CPA) Carlos Manuel de Céspedes, a la cual aportó las tres caballerías, incluyendo la mitad perteneciente a su mamá, Miquelina Pérez Santiesteban.

 Después, dicha CPA fue incorporada a su homóloga VI Congreso Campesino, y Ana Celina se jubiló en 2013.

Miquelina, de 82 años de edad, destaca que Carlos Manuel de Céspedes Martínez, su esposa Emilia Borgellá, y el hijo de ambos, Flavio, a quien llamaban Cuqui, fueron activos colaboradores del Ejército Rebelde.

 Cuenta que, en una ocasión, estaban escondidos en el chalet dos combatientes, se acercaba un grupo de “casquitos”, y un cocinero sacó por detrás de la residencia a los revolucionarios, vestidos como mujeres.

 En La Junta residen tres de los cuatro hijos de Ana Celina: Idalmis Alarcón de Céspedes, con 42 años de edad y administrador de la tienda mixta del lugar; Nelvis Alarcón de Céspedes, de 40 años y laboratorista en el hospital del municipio de Niquero; y Santiago Pérez de Céspedes, quien tiene 22 años y es socio de la CPA VI Congreso Campesino.

 Ana Celina afirma que está orgullosa por descender del Padre de la Patria, y de una familia entregada a las luchas independentistas.

 También la regocija, añade, el humanitarismo de sus antecesores, incluida la abuela Emilia Borgellá, de quien todavía algunos vecinos recuerdan agradecidos los regalos de medicina, leche y otros alimentos para los necesitados.

 Según dice, la emociona mucho pensar que su tatarabuelo inició el proceso revolucionario en Cuba.

 “Él lo inició, Fidel lo continuó, nosotros lo estamos continuando y yo pienso que la nueva generación lo lleve hasta el final”, concluye.  

Armando Contreras, fotógrafo de la corresponsalía provincial de la Agencia Cubana de Noticias, nos trae algunas imágenes de los descendientes de Céspedes que viven en La Junta, municipio Media Luna.
Ana Celina de Céspedes Pérez, de 59 años de edad; tataranieta de Carlos Manuel de Céspedes y del Castillo, el Padre de la Patria, bisnieta de Carlos Manuel de Céspedes y Quesada, nieta de Carlos Manuel de Céspedes Martínez e hija de Flavio de Céspedes Borgellá.
 
 Ana Celina de Céspedes Pérez, de 59 años de edad; tataranieta de Carlos Manuel de Céspedes y del Castillo, el Padre de la Patria, bisnieta de Carlos Manuel de Céspedes y Quesada, nieta de Carlos Manuel de Céspedes Martínez e hija de Flavio de Céspedes Borgellá.
 
 Idalmis Alarcón de Céspedes, con 42 años de edad, chozna de Carlos Manuel de Céspedes y del Castillo, el Padre de la Patria, hija de Ana Celina de Céspedes Pérez, administradora de la tienda mixta de la Junta, Media Luna, Granma.
 
  Idalmis Alarcón de Céspedes, con 42 años de edad, chozna de Carlos Manuel de Céspedes y del Castillo, el Padre de la Patria, hija de Ana Celina de Céspedes Pérez, administradora de la tienda mixta de la Junta, Media Luna, Granma.
 
 Nelvis Alarcón de Céspedes, con 40 años de edad, chozna de Carlos Manuel de Céspedes y del Castillo, el Padre de la Patria, hija de Ana Celina de Céspedes Pérez, y laboratorista en el hospital del municipio de Niquero, Granma.
 
 Santiago Pérez de Céspedes, con 22 años de edad, chozno de Carlos Manuel de Céspedes y del Castillo, el Padre de la Patria, hijo de Ana Celina de Céspedes Pérez, y socio de la CPA VI Congreso Campesino.
 
 Ana Celina de Céspedes Pérez (D), tataranieta de Carlos Manuel de Céspedes y del Castillo, el Padre de la Patria, junto al hijo de ella Santiago Pérez de Céspedes (C), y la esposa e hijo de este, en la Junta, Media Luna, Granma.
 
 Miquelina Pérez Santiesteban, de 82 años de edad, esposa de Flavio de Céspedes Borgellá, bisnieto de Carlos Manuel de Céspedes y del Castillo, el Padre de la Patria, y madre de Ana Celina de Céspedes Pérez.
Etiquetado con:

Acerca del Autor

Artículos Relacionados

Escriba un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *