Cinco conmovedoras jornadas con uno de los Cinco

Sitios emblemáticos para la historia de la nación como la primera Plaza de la Revolución de Cuba, y la Casa de Carlos Manuel de Céspedes, en Bayamo, Dos Ríos, en Jiguaní, donde cayó en combate el apóstol, La Demajagua, en Manzanillo, protagonista del inicio de las luchas por la independencia, La Portada de la libertad en Niquero, por donde desembarcaron los expedicionarios del Granma, La loma de Braulio Coroneaux, donde Fidel dirigió la histórica batalla de Guisa y muchos otros lugares.

Además estuvo en escuelas de diversas enseñanzas, espacios culturales, centros económicos, y deportivos, recibieron al luchador antiterrorista, entre abrazos, lágrimas, e impresionantes encuentros.

Emotivas jornadas de intercambio  vivieron  seguidores y amigos del  Instituto Cubano de Amistad con los pueblos quienes reclamaron por el regreso de los Cinco durante años.

De manera sencilla y afable, el Héroe de la República de Cuba agradeció los intensos días vividos en Granma, y la contribución a su retorno a la patria de miles de pobladores que se agolpaban en las calles para saludarlo.

Fernando declaró a la prensa su visión del restablecimiento de las relaciones diplomáticas de Cuba y Estados Unidos, y sobre los actuales pronunciamientos del gobierno norteamericano hacia Venezuela.

Múltiples muestras de cariño dio a Fernando el pueblo granmense, que suma a sus páginas otra histórica visita, para orgullo de los cubanos.

Síganos en las redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Facebook
YouTube
YouTube
Instagram
RSS
Follow by Email