Play off de la pelota cubana: ¿Cómo Granma puede domar a Los Tigres?

Por: Televisión Granmense

 Hoy, a partir de las tres de la tarde, iniciará un duelo muy esperado contra Ciego de Ávila en el estadio Mártires de Barbados, por eso la expectativa es extraordinaria para el primer choque, en el que se pronostica un enfrentamiento entre Lázaro Blanco e Ismel Jiménez.

 Muchos de los especialistas dan a Los Tigres como favoritos, algo que no es desatinado porque Ciego fue el mejor equipo en la segunda etapa, posee un buen cuerpo de lanzadores, magnífica defensa y una ofensiva bien redondeada.

 A esto se suma que dominó a los granmenses en la subserie particular 5-4 y que en los dos últimos play off entre estos conjuntos ha vencido a los de casa, en ambas ocasiones cuatro triunfos por dos.

 Sin embargo, en el béisbol no hay nada escrito. Y esta nueva historia comenzará a escribirse ahora.
Nadie duda que Granma posee la mejor ofensiva de la serie, no solo por el promedio colectivo de 302 y sus 92 cuadrangulares, sino también por otros números sorprendentes, tanto en lo individual como en lo colectivo.

 De manera que con un pitcheo que se comporte aceptablemente puede vencer a los «rayados» de Roger Machado y llegar a discutir el título.

 Pero para lograr ese objetivo también tienen que darse otras condiciones: que atletas y cuerpo técnico se convenzan de la posibilidad real de la victoria, que no se pierda la filosofía de unidad y de juego colectivo, que exista concentración máxima en cada partido y que no se comenten indisciplinas tácticas.

 En más de una ocasión, a lo largo de la historia, los Alazanes han perdido juegos de béisbol porque en la grama ha sucedido lo contrario.

 Será muy importante también en este play off el papel de los líderes del equipo y el manejo del pitcheo por parte del colectivo técnico.

 Otro aspecto vital es comprender que lo sucedido quedó atrás, por tanto comienza una nueva era en la que lo fundamental es fabricar carreras, algo que no siempre se logra con jonrones o extrabases.

 Hace unos días, en conversación con el psicólogo del equipo Heriberto Suárez, salían a relucir todos estos tópicos y él señalaba, con razón, que en este tipo de partido vale más que nunca el empleo constante de las neuronas; es decir, del pensar.

 Para mí, ahí está la primera herramienta para aspirar a la victoria. Si no se emplea, difícilmente se podrá vencer a unos inspirados felinos, que ya saborearon no hace mucho la gloria de un campeonato nacional.

Etiquetado con:

Acerca del Autor

Artículos Relacionados

Escriba un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *