Proctokinasa, una respuesta para el tratamiento de las hemorroides agudas

La enfermedad hemorroidal aguda constituye un problema de salud a nivel mundial. Según estudios realizados en el Centro Nacional de Estadísticas de Salud de los Estados Unidos, la crisis hemorroidal es de las condiciones más reportadas entre todos los desórdenes del sistema digestivo.

Las cifras indican que en sólo un año 23 millones de personas padecieron una crisis y 36 millones informaron haber sufrido de hemorroides al menos una vez en su vida.

También se contabilizó que el cinco porciento de la población mundial presenta síntomas relacionados con la enfermedad y la prevalencia alcanza el 50% de los habitantes del orbe mayores de cincuenta años.

Ante esta situación, de la cual Cuba no escapa, investigadores del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) de Cuba crearon un supositorio de estreptoquinasa recombinante que se encuentra en la etapa cinco del ensayo clínico.

Según se describe en la documentación del ensayo, los efectos de la formulación fueron evaluados en un modelo experimental de conejo, basado en la aplicación de aceite de crotón a nivel rectal. Los animales recibieron un supositorio cada seis horas y un día después de la primera dosis se observó una menor inflamación de la mucosa rectal, reduciéndose la lesión en el 80% de los animales.

Tras esta etapa se pasó a la prueba en humanos, demostrándose también la efectividad del supositorio con acción trombolítica en el tratamiento de las hemorroides agudas. Se trata, entonces de una nueva alternativa terapéutica para esa condición patológica tan frecuente.

El medicamento Proctokinasa, fruto de la biotecnología cubana, contiene como principio activo un fibrinolítico capaz de destruir los trombos que aparecen en la lesión. Al ser incluidos en el ensayo, los pacientes han conocido además que este supositorio cuenta con salicilato de sodio, conocido por su acción antinflamatoria, con la siguiente mejoría o eliminación de las manifestaciones clínicas.

En Granma más de treinta pacientes se han incluido en este ensayo, cuya investigadora responsable en la provincia es la especialista de segundo grado en cirugía Dra. Carmen María Pérez Suárez.

Esta especialista asegura que quienes han recibido el medicamento refieren mejoría en menos de 24 horas pues el supositorio disminuye el dolor, el edema y hasta el sangramiento.

Estos resultados se han obtenido en los hospitales granmenses Carlos Manuel de Céspedes y Celia Sánchez Manduley, insertados en las investigaciones del ensayo clínico Theresa cinco.

Otras 17 instituciones de salud en el país, incluidas también en el proceso, han demostrado la efectividad del supositorio de estreptoquinasa recombinante, y ante los resultados ya el medicamento logró el registro sanitario y la licencia de producción.

Es este un beneficio más de la biotecnología cubana en función de la salud mundial, en este caso una respuesta a la enfermedad que constituye la patología protológica más frecuente.

Síganos en las redes sociales:

Deja un comentario

Facebook
Facebook
YouTube
YouTube
Instagram
RSS
Follow by Email