Venezuela y América Latina: La importancia de la unión

Por: Televisión Granmense

América parece un gran tablero de ajedrez, cual campo de batalla político. De un lado, Estados Unidos mueve sus piezas para crear inestabilidad y sacar una buena tajada. Del otro, Venezuela, Cuba y más países responden con unión en la certeza de no ceder.

¿El telón que intenta esconder las verdaderas intenciones de Washington? Seguramente, usted lo conoce: la supuesta “amenaza inusitada y extraordinaria” del Gobierno de Nicolás Maduro para la seguridad nacional del país norteño, por la que el 9 de marzo Barack Obama firmó una orden ejecutiva y decretó “estado de emergencia”. Un poco de ficción y tonos exagerados ayudan.

¿Por qué la tierra de Bolívar y Chávez constituye el blanco de las flechas? ¿Qué representa para la región? ¿Cuáles son las razones de la estrategia de la Casa Blanca, justo después de iniciar el proceso para el restablecimiento de las relaciones diplomáticas con Cuba?

Venezuela posee una de las mayores reservas probadas de hidrocarburos en el mundo y desempeña un papel protagónico en el contexto geopolítico y económico de América Latina. Con su impulso en el desarrollo de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de América (Alba), la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) y otras iniciativas, obstaculiza planes históricos de Washington.

La decisión actual no surgió ahora. Recordemos el golpe de Estado cívico-militar de abril de 2002, en Caracas, y muchos otros ejemplos. Desde hace algún tiempo, EE.UU. desarrolla allí la llamada guerra de espectro completo o “golpe suave”, que incluye el alza en los precios de los productos de primera necesidad, el empleo de los medios de comunicación para crear inestabilidad, el apoyo a la derecha y más formas para provocar malestar en el pueblo.

Sin embargo, interpreta un personaje de “salvador”, para gran parte del planeta, y, en diciembre último, aprobó la Ley para la defensa de los derechos humanos y la “sociedad civil” en Venezuela. El plan es similar al elaborado, en 1970, para impedir el socialismo de Allende, en Chile, y al usado en nuestro país durante más de 50 años.

Obama ha confirmado que el objetivo en Cuba sigue siendo el mismo, pero con métodos diferentes. En Venezuela, existen condiciones más favorables para la aplicación de la forma “tradicional”, por la fuerza de la oposición, los contratistas privados, y otros factores.

El futuro de esa nación es determinante para América Latina por su importancia económica, política y en proyectos de cooperación internacional. Ojalá la Cumbre de las Américas, iniciada en Panamá con representación de 35 Estados, constituya escudo y lanza en defensa de ese país y de toda la región. Resulta esencial continuar el progreso juntos y sin concesiones.

Etiquetado con:

Acerca del Autor

Artículos Relacionados

Escriba un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *