110 en familia

Era casi imposible que cuando muchacho, en las lomas del municipio de Guisa, imaginara que llegaría a los 110 años de edad, pero lo hizo. Armando Boza Rodríguez celebra su cumpleaños justamente hoy, junto a parte de su familia que incluye cinco hijos, nueve nietos, seis biznietos y una tataranieta

Allí, en la calle 16, entre 17 y 21, en el reparto bayamés Camilo Cienfuegos, come cake y recibe felicitaciones.

Su esposa, Candelaria Rodríguez, a quien llama Calala, cuenta que él siempre fue amoroso y nuca peleón, “he sido feliz a su lado durante las casi siete décadas de matrimonio”.

Ella recuerda cuando lo conoció en una fiesta: “Otras muchachitas se interesaron en él, pero Armando se fijó en mí. Es el único novio que tuve en toda mi vida”, dice con orgullo.

La nieta Leticia lo mira, le abotona la camisa y sonríe. Otros miembros de la familia rememoran anécdotas junto a él.

Armando fue campesino, arriero y acerrador de madera en Arroyón de Guamá, intrincado paraje en las montañas granmenses. Luego se trasladó a la zona urbana de Guisa y, más tarde, a Bayamo.

Síganos en las redes sociales:

Deja un comentario

Facebook
Facebook
YouTube
YouTube
Instagram
RSS
Follow by Email