Materiales de la construcción: Cuanto más cerca, mejor y menos caros

Por: Televisión Granmense

 A la antigua, como diría la vaquita Pijirigua de la canción de Pedro Luis Ferrer, fabrican en Buey Arriba elementos de pared y de pisos, cuya calidad nada envidia a los hechos industrialmente.

 En el polígono que en la cabecera de ese municipio granmense tiene la agrupación local de la Empresa provincial de construcción y mantenimiento a la vivienda, perteneciente al Poder Popular (gobierno), sus 12 trabajadores producen áridos en un pequeño molino eléctrico, con palas preparan el mortero para formar en moldes, a mano, bloques de hormigón y losas hexagonales; en una añosa prensa de bolas, confeccionan mosaicos.

 “Estos son aparatos complicados, por viejos, pero ayudan a resolver problemas de vivienda y uno se gana la vida honradamente”, expresa el operario Arisbel Leyva Tamayo, quien al ver el relámpago de la camarita fotográfica y la grabadora delante, se puso nervioso y rompió la losa acabada de conformar, accidente que, jura, nunca antes le había ocurrido. Nada, son gajes de los oficios: el suyo y el de este redactor.

 La fabricación de ladrillos de arcilla sí está tecnificada. La ejecutan en un horno que funciona con fuel oil y cuece 10 mil unidades en cada una de las dos quemas mensuales.

 A unos 300 metros del polígono están la oficina administrativa y nave de la agrupación Buey Arriba, de la Empresa provincial de conservación, rehabilitación y servicios a la vivienda.

 
 Hacer cada losa de piso en esta longeva prensa de bolas requiere gran esfuerzo físico de sus operarios   

“Aquí hacemos (en cada jornada) 100 bloques, con buena calidad. Esta mezcla no puede ser ni muy mojada ni muy seca, por eso es necesario moverla a cada rato”, manifiesta Arturo Morales Aldana y sus compañeros de faena, Emilio López Espinosa y Edel López Peña, asienten moviendo hacia arriba y hacia abajo sus cabezas.

 “También fabricamos -apunta Arturo – lavaderos, balaustradas, pintura y celosías”.

 El personal de los centros mencionados asegura que sus producciones tienen aceptación en la población, afirmación corroborada por Leovani Martínez Viltres, dependiente del punto de venta de materiales de la construcción situado en la zona Alto Hospital.

 BIEN Y CON POSIBILIDAD DE MEJORAR

 Buey Arriba es uno de los cinco municipios evaluados de Bien durante la VI visita del Grupo nacional del programa de producción local y venta de materiales de construcción, realizada a Granma en febrero último.

 No obstante dificultades presentadas a principios del año anterior en cuanto al suministro de cemento y otros recursos, el municipio consiguió ofertar 57 de los renglones contenidos en el nomenclador del susodicho programa, el 69 por ciento de los 82 considerados posibles de obtener.

 “Ese techo productivo (82) contempla algunos renglones imposibles de producir ahora acá, por ejemplo, tubos, conexiones y racillas de barro, debido a la inexistencia de los equipos necesarios”, expone Raúl Roberto González Núñez, más conocido por Andy, vicepresidente del Consejo de la administración municipal (CAM) de la Asamblea del Poder Popular, en el cual atiende, entre otras, la actividad de construcción.

 Su territorio es fuerte, remarca Andy, en la fabricación de ladrillos, pues además del mencionado, hay tres hornos más, perteneciente uno a la Empresa municipal agropecuaria Ataque a Bueycito, y a trabajadores por cuenta propia los otros dos. Estos tres emplean leña, obtenida legalmente.

 Las perspectivas de los boyarribenses respecto al tema aquí abordado, son halagüeñas, dice el Vicepresidente del CAM, por cuanto se prevé instalar, en la segunda mitad del 2015, equipos para beneficiar arena de río, triturar piedras y hacer losas y columnas prefabricadas tipo Sandino, proyecto para el cual se asignaron 43 mil pesos CUC y 30 mil CUP.

 El programa referido puede, y debe, acercar los materiales a quienes en la montañosa localidad estén enfrascados en la construcción de moradas, o en ampliar o dar mantenimiento a las existentes, lo cual mejorará el fondo habitacional de esa porción de Granma acurrucada entre montañas de la Sierra Maestra.

Acerca del Autor

Artículos Relacionados

Escriba un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *