Víctor, la leyenda

Por: Osviel Castro

Si hay un nombre emblemático del béisbol granmense de los últimos 30 años ese es el de Víctor Vicente Bejerano Morales, el mismo que naciera en Campechuela el 22 de enero de 1967 para darle luz a Granma.

Dejó impresionantes números y sobre todo gran constancia en el terreno, al punto que muchos consideran que es el pelotero más legendario de Granma. Tienen varias razones para hacerlo: se sitúo entre los 10 primeros en varios departamentos históricos de nuestros clásicos nacionales: tercero en dobles –detrás de Michel Enríquez y Rolando Meriño , séptimo en total de bases recorridas, noveno en hits y carreras anotadas, segundo en juegos jugados y comparecencias al bate.

De seguro hay que agradecerle al estelar Emilio Vargas –ya desaparecido- el inicio de esa prodigiosa ruta de Bejerano en los diamantes. Pero también a él mismo, por su consagración, tanto en los jardines como en primera base, en la que terminó jugando.

Este hermano menor de otro grande, Pablo Bejerano, participó en la selección nacional que estuvo en el campeonato mundial de Canadá, celebrado en 1984. Un año antes había debutado con Granma en series nacionales.

Pocos han olvidado su formidable actuación en 1987, que lo llevó a integrar la preselección nacional y conformar el grupo de 25 peloteros que jugó en el tope contra Estados Unidos. Lamentablemente el granmense solo tuvo oportunidad en un juego, en el que bateó de 4-1.

Poseía todas las herramientas para integrar aquel equipo, que entonces solo era de 20 peloteros, pero al final quedó fuera.

Víctor aportó decisivamente para que Granma alcanzará un histórico tercer lugar en la serie 1988-1989, hasta no superado.

Otros eventos internacionales en los que jugó fueron la Copa Intercontinental de 1991, el Torneo Interpuertos de Holanda en 1989 y 2004, además de copas en Panamá y en la liga industrial japonesa a principios de los años 2000.

Como si todo lo logrado sobre los diamantes fuera poco, retirado del deporte activo en 2007, siguió aportando a la causa de Granma como entrenador; incluso integró varias veces el cuerpo de dirección de los Alazanes.

Tuve el placer de estrechar su mano en el estado de Vargas, en la República Bolivariana de Venezuela y, como siempre, mostró cordialidad, sencillez y caballerosidad, atributos que hicieron de él una leyenda dentro y fuera del terreno.

Acerca del Autor

Osviel Castro
Osviel Castro

Licenciado en Periodismo, Universidad de Oriente, Santiago de Cuba (1995). Corresponsal del periódico Juventud Rebelde en Granma. Colaborador en temas de deportivos de la CNC TV Granma.

Escriba un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *