Que el brillo de la fiesta no se empañe

Comparte

Mañana miércoles Bayamo estrenará la versión 2015 del carnaval, que para bien y por reclamo de muchos, volverá a esta fecha que involucra al seis de agosto, día del patrón de nuestra ciudad: San Salvador.

Desde el inicio de estas masivas festividades siempre se tuvo presente la fecha por la relación con el patrón de la villa, cada seis de agosto.

Preparar una fiesta de la envergadura de un carnaval exige mucho trabajo por parte de los integrantes de las subcomisiones que se integran con el objetivo de facilitar la labor de las autoridades.

No resulta fácil asegurar los altos volúmenes de alimentos y la presencia de agrupaciones musicales que satisfagan las exigencias de aquellos que por miles llenan las plazas carnavalescas de la ciudad.

Esta realidad indica consagración de parte de aquellos que dejarán de disfrutar plenamente de la fiesta para que la inmensa mayoría de la población pueda recibir los beneficios de su gestión. Aunque es una fiesta, el carnaval no supone desorden de ningún tipo por lo que la responsabilidad hay que ponerla en función del desarrollo de un exitoso evento como es esta verbena gigante.

Momento propicio este para reflexionar en cuanto a la necesidad de que cada ciudadano, desde la estatura de bayamés amante de su ciudad, aporte disciplina para que el brillo de la fiesta no se empañe.

En este sentido, junto al llamado realizado por la Policía Nacional Revolucionaria, exhortando a la alegría pero también el orden, tiene un especial papel la familia bayamesa.

Sus integrantes deben velar porque los otros se diviertan, den rienda suelta a su alegría, pero que lo hagan sin dañar a ningún semejante, lo que podría ocasionarles graves problemas judiciales.

Las advertencias son para sensibilizar a todos acerca de la necesidad de que disfrutemos de la tranquilidad ciudadana que merecemos para que la armonía reine, como la música, la alegría, la conga.

Ningún ciudadano tiene derecho de perturbar el orden, de salir a la calle con objetos punzantes, porque el que sale así procede, va dispuesto a agredir, herir, provocar daños que pueden llegar a la muerte.

Será siempre mucho mejor que la fraternidad, las buenas costumbres, el respeto y la solidaridad se impongan por encima de la brutalidad, el abuso o los actos impúdicos de algunos.

Para los elementos antisociales que creen que la fiesta es momento propicio para sus fechorías, como las del carterismo, deben saber que hay fuertes sanciones monetarias y penales en plena vigencia.

David Rodríguez

Periodista y conductor del programa de Radio Bayamo Hoy en la Noticia. Cronista de los sucesos más importante acontecidos en su ciudad natal Bayamo. Premio Provincial a la obra de la Vida Rubén Castillo Ramos, otorgado por la Delegación Provincial en Granma de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *