Fidel, la admiración que despierta

Los méritos ganados por su entrega e incesante batallar por una Cuba y un mundo mejor, lo han convertido en un hombre universal, en un gigante moral y líder indiscutible. Quizás por eso, a 89 años de su nacimiento, nos seguimos preguntado por qué el paso del tiempo lo engrandece y aquilata, interrogante que puede encontrar respuesta en declaraciones del compositor cubano Alberto Cárdenas Prince: “Fidel marcha al compás del tiempo, de hecho es su aliado. Su sola presencia es pasado, presente y futuro”.

La América nuestra debe mucho a su acción e ideas, criterio que reafirma Abdelaziz Bouteflika, presidente de la República Argelina: ”Basta mirar lo que está sucediendo en América Latina para saber que la Revolución Cubana no representa un capítulo de literatura, sino una importante dimensión que influirá en la evolución de la situación, tanto en el continente latinoamericano, como en el conjunto del tercer mundo. Eso se debe al extraordinario papel que ha desempeñado y desempeña Fidel Castro.

“No han podido matarlo y eso les ha molestado. No han podido matar a ese hombre que ha persistido en ser quien es, durante años, frente al país más poderoso de la Tierra”, refiere la escritora norteamericana Alice Walter, al expresar su asombro por la capacidad de sobrevivir a los constantes asedios de la muerte.

Con palabras de cubano agradecido Chucho Valdés dijo: “Fidel nos ha hecho verdaderamente internacionales, mundialmente respetados”.

Su personalidad atrayente y seductora dejó una huella imborrable en el futbolista argentino Diego Armando Maradona: “Me pareció mentira tener un cacho de historia tan cerca. Es un seductor y usa todo para envolverte. Dicen que él arrancó con doce hombres y tres fusiles en la Sierra Maestra y ahora me doy cuenta por qué ganó: tiene una convicción de hierro. Fidel Castro es una personalidad imposible de olvidar. Es una historia viviente. Yo defiendo mi fútbol como Fidel defiende a su pueblo”.

Otro argentino, Ernesto Guevara de la Serna -compañero de batallas y entrañable amigo- en abril de 1961 sobre él declaró: “Esa fuerza telúrica llamada Fidel Castro Ruz, nombre que en pocos años ha alcanzado proyecciones históricas. El futuro colocará en su lugar exacto a nuestro Primer Ministro (…) Hay varias características de su vida y de su carácter que lo hacen sobresalir ampliamente por sobre todos sus compañeros y seguidores; Fidel es un hombre de tan enorme personalidad que, en cualquier movimiento donde participe, debe llevar la conducción (…)

Tiene las características de gran conductor que, sumadas a sus dotes personales de audacia, fuerza y valor, y a su extraordinario afán de auscultar siempre la voluntad del pueblo, lo han llevado al lugar de honor y de sacrificio que hoy ocupa.

Pero tiene otras cualidades importantes como son: su capacidad para asimilar los conocimientos y las experiencias, para comprender todo el conjunto de una situación dada sin perder de vista los detalles, su fe inmensa en el futuro, y su amplitud de visión para prevenir los acontecimientos y anticiparse a los hechos (…) Fidel Castro hizo más que nadie en Cuba para construir de la nada el aparato, hoy formidable, de la Revolución Cubana.

Fidel dio a la Revolución el impulso en los primeros años, la dirección, la tónica, siempre. Así vamos marchando. A la cabeza de la inmensa columna —no nos avergüenza ni nos intimida decirlo— va Fidel.

Síganos en las redes sociales:

Yelandi Milanés

Licenciado en periodismo en la Universidad de Oriente. Labora en el semanario La Demajagua.

Deja un comentario

Facebook
Facebook
YouTube
YouTube
Instagram
RSS
Follow by Email