“Viruscracia”

Por: Yasel Toledo Garnache

Tomada del blog Mira Joven (Cuba).

Imagen tomada del blog Mira Joven (Cuba).

He visto la cara o la he imaginado. Es bastante rara, la mezcla de muchas, a veces con labios pintados o con bigotes.

En ocasiones, la visualizo burlona o un poco seria, porque hasta a ella le deben disgustar algunas de sus manifestaciones, provocadas por insensibilidades, malas interpretaciones de reglamentos y pereza de quienes privilegian los candados imaginarios, los papeles excesivos y la indiferencia.

Un amigo la define como una especie de virus, que muchos adquieren de forma consciente o no y disfrutan hasta que les toca estar del otro lado del buró, hacer un trámite, exigir o suplicar.

La burocracia, “mecanismo organizativo por excelencia, para establecer normas y garantizar su cumplimiento, promover la disciplina, concretar funciones y precisar procesos que satisfagan a los clientes”, camina por nuestras calles y planta bandera en diversos organismos y locales de atención a la población.

¿Quién no ha dado decenas de carreras en busca de una firma o sufrido el “peloteo”?

En ocasiones, uno va de un lugar a otro, pregunta, pide…, y algunos dicen: “esto no es aquí” o “no te puedo ayudar”, casi sin escuchar antes. Al final, la víctima termina frente a la primera puerta donde tocó y, a veces, para colmo, se encuentra alguien poco amable.

Algunos inventan trabas excesivas tras es el escudo del orden, cuando la verdadera razón es la insensibilidad o el miedo a equivocarse. La solución nunca debería ser sacudirse la responsabilidad ni maltratar al necesitado.

Por supuesto, lo enrevesado de los caminos no siempre es culpa de los ejecutantes, aunque algunos llegan a padecer hasta “buromanía”, fase superior caracterizada también por demasiado apego a la oficina.
En ocasiones, las propias disposiciones legales lo hacen más largo y complejo. Frente a usted pudiera estar una persona agradable y dispuesta, pero sin posibilidades de sacarlo del apuro con rapidez, porque no lleva suficientes documentos.

Tal vez, ahora mismo recuerde uno u otro momento, cuando se molestó o se llevó una mano a la cabeza y percibió que ese ser poderoso se negaba a tatuar el cuño en la hoja.

La burocracia siempre será necesaria, en cualquier sociedad, pero con racionalidad. El término fue incluido en el vocabulario político-económico en la primera mitad del siglo XVIII, por el francés Jean-Claude Marie Vicent, quien la definió como una “enfermedad que seriamente intenta obstaculizar nuestros esfuerzos”.

Ojalá los trámites excesivos desaparecieran, aunque jamás dependerá de la magia. Y las personas del otro lado de la puerta, las de la firma, recibieran a los solicitantes siempre con una sonrisa y el deseo de ayudar, conscientes de que mañana podrían estar en su lugar.

Etiquetado con:

Acerca del Autor

Yasel Toledo Garnache
Yasel Toledo Garnache

Es egresado del Centro Nacional de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso y Mejor Graduado Integral de la Universidad de Holguín (2014). Periodista, ensayista y narrador. Vicepresidente de la AHS en Granma. Ganador de la beca nacional de creación Caballo de coral, por el proyecto de libro de cuentos La Remodelación, y de otros concursos literarios. Redactor-reportero de la Agencia Cubana de Noticias. Colaborador de las revistas Ventana Sur y Alma Máter, el suplemento La Campana y de sitios digitales como Soy Cuba, la AHS.cu, La Joven Cuba y CNC TV. Autor del blog Mira Joven.

Artículos Relacionados

1 Comentario

  1. Mal que agobia 4 septiembre, 2015 at 3:14 pm

    Aunque se critique y hasta te saque de su cabales a muchos, simplemente algo te duele hasta que te duele, si ellos sufriesen demandas continuas por sus actos o su salario dependiese de el trato que brinda entonces lo pensaría más a la hora de actuar.
    Lo increíble de la sociedad que tenemos o fuimos criados es que siempre tiene la esperanza de que el humano se comporte mucho +++ humano de lo que es para bien , siendo esto el margen entre lo sensible y lo sensible, pues el umbral de dolor no es para todos igual.
    Quizás haciendo un análisis sistemas sociales se puede analizar que:

    Sociedad Capitalismo=> ganar money= buen servicio=-tiempo
    // ahora perder money = Mal servicio =++ tiempo

    Premisa: El tiempo es dinero solo busque en la economía y finanzas el TIR
    ganar money=++++ trabajo= explotación= prácticamente 0 vida social

    Sociedad Socialista => dinero=trabajos de todos=sentimiento humano de todos
    sentimiento humano de todos=—money= buenas palancas

    // Ahora el humano como ser social tiene necesidades comunes para todos y necesidades particulares que desea satisfacer con creces, por lo tanto no se puede asumir siempre, que el ser humano va a actuar como un ser incorruptible, incansable,con humor estable,con todas las condiciones de trabajo que (porque aunque las tengas va ha decir que todavía le falta algo).

    Podemos llegar a la conclusión que simplemente, por nuestro bien lleguemos a los lugares con mejor cara, solicitemos las cosas como es debido, hagamos todo lo que podamos siendo siempre muy empáticos, si no logramos resolver nada haga catarsis gritando en un hueco y repita la frase:

    “Aunque el mundo esté revuelto sonría si total quilo no tiene vuelto”

Escriba un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *