Destacan fortalezas de la música de órgano en Granma

música-de-órganos-niquero

Investigadores y cultores de la música de órgano en el oriente del país constataron la fortaleza de la tradición del órgano oriental en Granma, durante el primer Taller de sensibilización y salvaguarda de ese instrumento, efectuado, recientemente, en la urbe costera de Manzanillo.

“Comprobamos la sostenibilidad de esa expresión cultural en el territorio, en un proceso que involucra en gran medida a familias y a las comunidades”, refirió Ángel Michel Aleaga Hung, metodólogo del patrimonio inmaterial, del Consejo nacional de Casas de Cultura.

Afirmó que el objetivo fundamental del encuentro es convocar e incentivar el apoyo de instituciones y elaborar el expediente para presentar al órgano y sus elementos asociados como patrimonio inmaterial del oriente de Cuba.

“Esta iniciativa forma parte de un ciclo de encuentros similares hasta febrero de 2016,  para inventariar y elaborar un el plan de salvaguarda de esa tradición, que incluye la música, la fabricación y conservación de instrumentos y espacios de presentación”, aseveró Aleaga Hung.

Entre los aspectos positivos de la experiencia acotó que organistas y comunidades de Manzanillo, Yara, Niquero, Bartolomé Masó, Buey Arriba y Niquero, aceptaron con satisfacción el acompañamiento para la futura declaratoria, prevista para el 2016.

Los asistentes se pronunciaron a favor del rescate de la fábrica de órganos de la ciudad del Golfo del Guacanayabo, inactiva en estos momentos y pidieron al apoyo de la Dirección provincial de Cultura y la Empresacomercializadora de la música y los espectáculos Sindo Garay.

Al encuentro asistieron representantes del Centro de Desarrollo e investigación de la Música Cubana, musicólogos, especialistas de las cinco provincias orientales y cultores de la familia Ajo, de Holguín; Lino Borbolla, de Manzanillo y los hermanos Morales, de Niquero, entre otros.

Granma es la provincia con más órganos posee, con una cifra de 47, en cuyo grupo se integran los de adultos, infantiles, de niñas y mujeres; existen peñas y el Festival Raquel Morales in Memoriam, único de su tipo en el archipiélago, dedicado a la música molida, como también se conoce.

Este instrumento es una especie de caja de música a la cual se le introducen cartones perforados para producir melodías. Se estima que llegó a Cuba por la región de Cienfuegos, desde Francia, a finales del siglo XIX. Luego pasó a Manzanillo y posteriormente se diseminó por todo el Oriente.

Durante ese proceso de adaptación, que lo convirtió en uno de los elementos favoritos de las fiestas, se le adicionaron tumbadoras, cencerro o campana, maracas, claves y guayo, en algunos casos interpretación vocal.

Síganos en las redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Facebook
YouTube
YouTube
Instagram
RSS
Follow by Email