Los Alazanes en tramo crítico

Comparte

AlazanesDe una manera abrupta; sin apenas señales para vislumbrar la variación en el trote Los Alazanes han caído en un tramo crítico. El armonioso –a veces trepidante- paso en los primeros siete compromisos se trastocó en carrera desordenada. La gira por occidente deparó un resultado de tres victorias y seis derrotas, con un pésimo balance en los últimos seis partidos, de los que solo ganaron uno.

Estoy seguro que muy pocos se imaginaron que después de doblegar  a Ciego de Ávila (2-1), y amenazar con arrebatarles la cima de la tabla de posiciones, la visita a los predios de los Piratas de la Isla de la Juventud y los Elefantes de Cienfuegos iba a ser tan hostil. Y lo fue en grado extremo. Los hits se perdieron y cuando no se batea o se hace sin “oportunidad” las posibilidades del triunfo son nulas.

Al Cristóbal Labra de Nueva Gerona la selección de Carlos Martí Santos llegó encaramada en el segundo lugar, con 15 victorias y cinco derrotas, y del 5 de Septiembre de la Perla del Sur salió con 16-10 y en el cuarto lugar.

De un momento a otro la potente artillería de los granmenses fue silenciada por cuerpos de pitcheos que no están entre lo más relevante del torneo doméstico. Incluso quedó reducida a cuatro carreras y 21 hits por en un staff de Cienfuegos que solo presentó entre sus cartas más significativas al reaparecido Norberto González Miranda.

En la serie contra los Piratas los Alazanes solo pudieron batear para 159 (94-15), average desconocido para un equipo que hasta ahora se había movido por encima de los 270 AVE e inexplicable a estas alturas (aunque algunos quieran atribuirlo al efecto Yogui Guerra). El resultado no pudo ser otro: la derrota 2-1 y perder la segunda subserie dl torneo.

Pero lo peor estaría por ocurrir. El viaje a la Perla del Sur suponía retomar el camino del triunfo. Los cienfuegueros no son un descarte, pero tampoco cuentan con herramientas –como en otras temporadas- para imaginarse el desenlace que tuvo. Sin embargo, Granma jugó una serie para olvidar.

En esta ocasión el bateó levantó unos puntos (222 AVE / 99-21) respecto al desplegado en la Isla,  pero fue en exceso inoportuno. En tres partidos dejaron 28 corredores en circulación, muchos de estos en posición anotadora y con menos de dos outs. Para colmo, en el último que perdieron 1-0, llegaron a tener las bases llenas sin out y le fallaron segundo, tercero y cuarto bates (Adrián Moreno, Guillermo Avilés y Yordanis Samón).

De esta gira lo más significativo –y a la vez reconfortante- resultó el trabajo monticular de los abridores y la defensa.

El zurdo Leandro Martínez Figueredo encabezó a los serpentineros de casa. Trabajó en dos partidos y permitió una carrera limpia en 14,1 entradas lanzada. También sobresalieron Lázaro Blanco Matos (12,2 INN, 2 CL), Yanier “El Mellizo” González (15,0 INN, 4 CL) y José Armando Peña (12,0 INN, 4 CL).

La cobertura defensiva estuvo a gran altura. Se cometieron tres errores en nueve desafío, válidos para que el equipo defienda hoy para 980 (21 errores en 26 desafíos).

A partir de hoy los Alazanes se medirán a Villa Clara en el Mártires de Barbados. Será una serie exigente. Primero porque están avocados a revertir la escases de ofensiva y segundo porque en esta campaña tienen 10-1 en casa.

Ibrahín Sánchez Carrillo

(Buey Arriba, Cuba, 1969) Licenciado en Periodismo, Universidad de Oriente, Santiago de Cuba (1995). Reside en Bayamo, Cuba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *