Los panes de Daniel

Los panes de corteza dura y semi-suave son los productos líderes de la Empresa Cubana del Pan. Más no son estas las únicas formas en las que son presentados en Manzanillo. Un joven panadero hace verdaderas obras de arte con la masa.

“Es un trabajo figurativo que se le hace al pan-dice Daniel Rosales mientras amasa la mezcla de harina, agua, sal, levadura y manteca- con el propósito de alegrar a los pequeños de la casa y para que el resto de los clientes disfrute de otra oferta de nuestra entidad encargada de elaborar también pan bon, palitroques y galletas panaderas”

Still1120_00004
La especialización lograda por Daniel en sus 10 años como panadero, le ha permitido desatar su creatividad que por igual período de tiempo expone y comercializa en las ferias municipales y provinciales, así como en eventos auspiciados por la propia empresa.

“En estos momentos existe una corriente nacional de hacer en cada carro variedad de hogazas de diferentes gramajes y formas lo cual ha comenzado a generalizarse en las tres unidades pertenecientes a la Empresa Cubana del Pan”, explica Jorge Barbán, su representante en la Ciudad del Golfo.

Animales marítimos y terrestres de la fauna cubana, bicicletas y flores son las producciones más comunes hechas por el joven, quien inició sus producciones figurativas con la glorieta, el símbolo arquitectónico de la ciudad donde reside.
“Para hacerla tuve primero que llevarla al papel y a partir de ahí fui creando sus estructuras”.

Muy lejos estaban los egipcios de imaginar las múltiples estampas que adoptaría el pan después de su casual descubrimiento. Hasta el momento Daniel es el único que diseña en Manzanillo este tipo de panes, una iniciativa que gana en diversidad y demanda entre los consumidores del alimento ancestral.

Valia Marquínez Sam

Periodista del Canal Golfovisión, Manzanillo, Granma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartidos