Granma frente a los refuerzos

Comparte

carlos-marti-santosA poco más de 72 horas –el próximo miércoles día 9- de someterse al ejercicio de elegir los refuerzos el manager de Granma Carlos Martí Santos tiene por delante una situación que jamás imaginó cuando inició la 55 Serie Nacional de Béisbol. Los Alazanes eran de las selecciones más robustecidas y menos afectadas por el éxodo de sus peloteros. Pero en estos momentos no es así.

A mitad de la clasificatoria la selección de casa perdió al jardinero Urmani “El Yogui” Guerra y hace apenas unos días supimos que el paracorto Adrián Moreno Rondón tampoco vestiría la franela local quizás por el resto de su vida. Ambos jugadores tomaron el rumbo del béisbol profesional.

La ausencia de El Yogui Guerra fue un golpe mortal en el centro de la columna vertebral del conjunto que varió instantáneamente la estrategia hacia la captación de los refuerzos. Ahora, la ida de Moreno Rondón es como un tiro de gracia. Sobre todo porque en “la bolsa” hay muy pocas opciones para suplir  -ofensiva y defensivamente- el trabajo que venía haciendo el ríocautense.

Ya los granmenses tenían planeado buscarse un jugador de cuadro (preferentemente utility), por el bajo rendimiento del tercera base Lázaro Cedeño González. Además, preveían tomar un jardinero, dos lanzadores y un receptor. De manera que ahora la situación se complejiza, incluso están frente a la disyuntiva de someter al receptor Alexánder Guerra Muñoz a una segunda mitad en espera de clasificar para los play offs y entonces cubrir esta posición en la otra oportunidad de reforzarse.

Las urgencias de Los Alazanes

Siempre hemos sostenido que de acuerdo con la calidad de los jugadores disponibles (muy pocos de alto perfil) la filosofía del cuerpo de dirección debe ser apropiarse de lo mejor que haya cuando le corresponda elegir.

El criterio electivo debe ser flexible y NUNCA preconcebido para cubrir una determinada posición en detrimento de otras. Es decir, como Granma necesita de todo debe llevarse al MEJOR, no importa si es un jardinero, jugador de posición o lanzador.

La posición para pedir en la primera vuelta determinará qué es lo primero que saque Martí de la bolsa y –por supuesto- esta elección condicionará el resto de sus intervenciones. De manera que si a sus manos llega un lanzador de puntería (abridor o relevista) no debe dudar en obtenerlo.

Si de urgencias se trata Granma debe enfocarse en:

Torpedero: con la salida de Adrián y la mudanza de Marcos Fonseca Alcea para Villa Clara el equipo se quedó sin un jugador de experiencia en esta posición, por lo que esta debe ser la primera opción para Martí. La defensa interior de los granmenses no es buena, un guante seguro ayudaría a cerrar la llave del cuadro. Orlando Acebey (SSP) y Luis Vicente Mateo (CFG) serían dos buenas opciones. Además se necesitaría otro jugador de cuadro para reforzar la antesala ante la mala temporada que viene jugando Lázaro Cedeño González, algo que ya tenía previsto el cuerpo de dirección. A Los Alazanes le vendría muy bien Orlando Acebey (SSP), Luis Vicente Mateo (CFG) o el santiaguero Maikel Castellanos (utility).

Lanzadores: después de armarse lo mejor posible en el cuadro sería conveniente optar por un lanzador. Los granmenses podrían ser los quintos o sextos en pedir en la primera ronda, por lo que a estas alturas los serpentineros más codiciados deben haberse agotado. Esta razón -más la urgencia de un torpedero-  relega la elección de un pitcher, que bien podría ser relevista intermedio o cerrador (si no quedan abridores de puntería). Aspirar a Freddy Asiel Álvarez (VCL), José Ángel García (ART) o Norberto González (CFG) es muy difícil, por lo que Martí estaría obligado a cargar con tiradores de menor rango entre los que sobresalen Danny Betancourt (SCU), Yoen Socarras (SSP), Dayron Riera (GTM) o Yankiel Mauri (SSP).

Jardinero: Martí tendrá que coger un jardinero de poder. Necesita un quinto (si Despaigne posterga su incorporación al equipo) o sexto bate empujador.  No dudo que se decante por un guardabosque como segunda variante si los lanzadores que quedan después de la primera ronda no le satisfacen. Cualquiera de estos seis hombres pueden ajustarse muy bien a las exigencias de los granmenses: Edilse Silva La O (SCU), Yohandry Urgelles Cobas (ART), Julio Pablo Martínez (GTM), Dairon Blanco (CMG), Yusniel Ibáñez (CFG) y Lázaro Ramírez (VCL).

Receptor: si la suerte acompaña a Martí y en cada vuelta cumple con sus expectativas su última opción sería un receptor. Aunque, también pudiera prescindir de apoderarse de un máscara y arriesgar todo con Guerra Muñoz. No obstante, la buena química de Yulexis La Rosa con el equipo en la pasada campaña lo convierten en un candidato de primera línea para retornar. La Rosa no ha tenido una buena temporada a la ofensiva pero sus números no importan, Granma necesita un hombre de experiencia detrás del home y ese es el villaclareño. Habrá que ver qué decide Martí si no lo puede obtener. Otros canditados podrían ser: Danger Guerrero (MAY), Eriel Sánchez (SSP) y Andrés Reyna (SCU).

Una temporada de experiencia

Para el manager Carlos Martí esta será su segunda incursión en la selección de refuerzos después que debutara en la pasada campaña. En esa ocasión su selección no satisfizo a muchos, pues dejó pasar a varios peloteros de mejor aval para hacerse de otros, sobre todo en el área de los lanzadores donde cargó con Dariel Góngora de La Torre (Camagüey), Carlos Juan Viera Álvarez (Las Tunas), Yudiel Rodríguez León (Las Tunas), Yankiel Mauri Gutiérrez (Sancti Spíritus) y Yoennis Turcas Maure (Guantánamo).

Ninguno de estos jugadores pudo aportar lo que Granma necesitaba y solamente los jugadores de posición Yulexis La Rosa Águila (receptor), Yordanis Alarcón Tardío (jugador de cuadro) tuvieron una actuación destacada.

Veremos cómo se enfoca Martí en esta oportunidad, pues de la pericia y suerte que tenga para salir fortalecido dependerá mucho que Granma pueda repetir entre los cuatro primeros y aspirara a discutir el campeonato.

 

 

 

Ibrahín Sánchez Carrillo

(Buey Arriba, Cuba, 1969) Licenciado en Periodismo, Universidad de Oriente, Santiago de Cuba (1995). Reside en Bayamo, Cuba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *