¡Dramática derrota!

Comparte
Juan Ramón Olivera
Juan Ramón Olivera / FOTO ISCarrillo

En la segunda entrada los Alazanes de Granma ya perdían 4-0 ante Leones de Industriales. Pero en el tercer episodio descontaron dos y en el octavo tomaron el mando 5-4, con un racimo de tres anotaciones. La victoria –imprescindible- estaba a las puertas, faltaban dos outs para alcanzarla. La jornada de este jueves parecía que iba a ser distinta a las que se han vivido en esta etapa…

Sin embargo, el Latinoamericano les cayó encima cuando Frank Camilo Morejón –con un corredor en circulación- enganchó un envío del diestro Juan Ramón Olivera y puso a viajar la bola más allá de la bardas. Fin de la historia (6-5).

Así se resume otro triste episodio de Los Alazanes, duodécimo en las últimas 16 salidas a la grama. Quizás el más doloroso en esta recta que exige ganar a toda costa. Y aunque el duelo no define nada, el fracaso fue un golpe sicológico mortal para un equipo que no acaba de estabilizarse en la ruta del triunfo.

Los capitalinos comenzaron impetuosos. En el mismo primer episodio Alexánder Malleta Kerr castigó con un cuadrangular al abridor Yanier González Rodríguez, para empujar las dos primeras de los locales.

En el segundo rollo El Mellizo González –que ha cumplido una excelente faena en esta temporada (7-4)- se fue a las duchas después de soportar otras dos carreras. En su rescate el manager interino Pedro Mora mandó a la Lomita de los Martirios al zurdo Asiel Diez Espinosa.

Diez, que apenas ha tenido protagonismo en esta campaña, lanzó un buen relevo largo de 4,2 innings, en los que le dieron ocho indiscutibles, pero pudo evitar que le anotaran. Pudo ser su segundo éxito de la Serie si el taponero Olivera Verdecia (1,1 INN, 2 C, 2 H, 1 BB) no hubiera permitido el cuadrangular de Frank Camilo.

En el duelo Yulieski Gourriel Castillo continuó “quemando” la bola al batear de 3-2 y elevar el promedio ofensivo a 494 (166-82), cifra que puede ser histórica para torneos locales si se mantiene en ese rango.

También sobresalieron Frank Camilo (5-3, 1 Hr, 2 CI), Malleta (5-3, 1 Hr, 2 CI) y el refuerzo de los granmenses Dairon Blanco Lamadrid, quien bateó de 4-2, con un vuelacercas y tres remolcadas.

Los capitalinos ligaron 14 imparables y jugaron sin errores. Granma bateó ocho imparables y al campo cometió una pifia. Con esta victoria los azules se afianzaron en la zona de clasificación, con 41-28 a 5,5 juegos del líder Ciego de Ávila (47-23).

Por su parte, Los Alazanes (37-33) vieron alejarse más sus aspiraciones de quedar entre los cuatro grandes al caer a 5,0 juegos de la zona de clasificación y a 10,5 del primer lugar.

Ibrahín Sánchez Carrillo

(Buey Arriba, Cuba, 1969) Licenciado en Periodismo, Universidad de Oriente, Santiago de Cuba (1995). Reside en Bayamo, Cuba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *