Brasil desarrollará vacuna contra el Zika en cooperación con EE.UU

Comparte
El gobierno brasileño desarrollará de conjunto con la universidad estadounidense de Texas Medical Branch una vacuna contra el virus Zika. / Foto: PL
El gobierno brasileño desarrollará de conjunto con la universidad estadounidense de Texas Medical Branch una vacuna contra el virus Zika. / Foto: PL

Brasilia, 11 feb (PL) El gobierno brasileño desarrollará de conjunto con la universidad estadounidense de Texas Medical Branch una vacuna contra el virus Zika, anunció hoy el ministro de Salud Marcelo Castro.

Según el cronograma de trabajo trazado, el fármaco deberá estar listo en el transcurso de los próximos dos años, puntualizó Castro en conferencia de prensa.

El titular explicó que Brasil resolvió escoger como socio para este emprendimiento científico a esa institución norteamericana por tratarse de uno de los principales centros mundiales de investigación de arbovirus y constituir, además, una de las entidades más reconocidas en el desarrollo de vacunas.

Por la parte brasileña participarán en el proyecto especialistas del Instituto Evandro Chagas, laboratorio de referencia nacional para arbovirus y centro colaborador de las organizaciones Mundial y Panamericana de Salud (OMS y OPS, respectivamente) en este ámbito.

Al intervenir en el encuentro Pedro Vasconcelos, investigador de esa entidad, explicó que la idea es poder realizar los ensayos pre-clínicos iniciales en el primer año de trabajo simultáneamente en los dos países, para dar mayor celeridad al proceso.

De lograrse ese propósito, ya en el segundo año podría iniciarse las pesquisas clínicas y luego comenzar a producirse la vacuna, abundó.

Durante la conferencia, el ministro anunció también el establecimiento de una asociación entre la cartera sanitaria federal, el gobierno del estado de Paraiba y la agencia del Departamento de Salud y Derechos Humanos de Estados Unidos para identificar factores vinculantes entre el Zika y la microcefalia.

Para llevar adelante estos desarrollos científicos el Ejecutivo brasileño puso a disposición de los participantes en las investigaciones un fondo de aproximadamente un millón 900 mil dólares, precisó Castro.

El 1 de febrero último la OMS consideró que los casos de microcefalia y de desórdenes neurológicos aparecidos en Brasil constituían una emergencia sanitaria de alcance internacional.

La organización recordó que hasta hace dos años la circulación del Zika en el mundo era esporádica y se concentraba en África, Asia y Oceanía. Sin embargo, puntualizó, desde el pasado 2015 se confirmaron casos autóctonos de la enfermedad en Brasil y otros 18 países latinoamericanos.

De acuerdo con el Ministerio brasileño de Salud, entre el 22 de octubre del pasado año y el 23 de enero último en 830 municipios del país fueron registrados cuatro mil 180 casos sospechosos de bebés microcefálicos, algunos de ellos relacionados con la infección de madres embarazadas con el virus del Zika.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *