Drenaje Norte de Bayamo, para hermosear la vida

Por: Orlando Fombellida Claro

malaria

Foto Luis Carlos Palacios /Archivo

“Cuando llegué aquí hace casi 40 años, esto era un sao, con trillitos. Nada más había 4 o 5 casas. Después la gente fue viniendo, el Estado dándole solares… hoy es un pueblo”, dijo Primitivo Aguilera Argote parado en la acera de la flamante y animada avenida frente a su casa.

Bocinazos de veloces automóviles alertan del peligro a indisciplinados ciclistas y un pesado camión ruge mientras rompe la inercia.

Esperanza Álvarez Valdés, refiere: “llevo más de 30 años viviendo aquí. Esto era un lugar insalubre; aquella zanja con un mal olor que no se podía soportar ni de día ni de noche. Era terrible el mal aliento de aquel zanjón!”

El testimonio de Primitivo y Esperanza fue obtenido a mediados del año 2004, cuando fue urbanizado su lugar de residencia, La Unión, reparto de la ciudad de Bayamo, capital de la provincia de Granma, en la parte oriental de Cuba, antes atravesado por una zanja de oscuras aguas que motivó el lugar fuera llamado La Malaria.

El pestilente cause fue eliminado y en su lugar se hizo una amplia calle, debajo de la cual dos tuberías evacuan las avenidas pluviales y desechos líquidos.

La obra sanitaria forma parte del proyecto Drenaje Norte de Bayamo, aprobada por el Comandante en Jefe, Fidel Castro Ruz, durante una visita de tres días a Granma a finales de marzo del 2002.

Con un beneficio para unos 50 mil residentes en los repartos La Unión, El Valle, Siboney y Manopla, y el cálculo inicial de su costo se estimó en más de 20 millones de pesos, parte de ellos en moneda libremente convertible.

constructores

Constructores del contingente Braulio Coroneaux colocan tuberías de drenaje en las calles 10 y 12 del reparto Siboney. / Fotos: Luis Carlos Palacios.

La primera parte contemplaba, tal como se hizo, realizar la excavación y situar las tuberías colectoras principales, así como construir sobre ellas casi dos kilómetros de calle y aceras de la avenida 26 de Julio, desde la rotonda del reparto La Unión hasta la calle 24 de Siboney, una laguna estabilizadora y rehabilitar tuberías del sistema de acueducto.

Por la gran envergadura de los trabajos y sus características, laboraron en el Drenaje Norte de la Ciudad Monumento Nacional experimentados y verdaderamente aguerridos hombres de los contingentes Celia Sánchez Manduley y Braulio Coroneaux, de Granma, Josué País, de Santiago de Cuba, Cuito Cuanavale, de Ciego de Avila, y la Empresa de Obras Ingenieras Victoria de Girón, de las Tunas.

MÁS SALUD Y MEJOR MEDIO AMBIENTE

“Nos sentimos encantados con esta obra maravillosa” –manifiestó Esperanza Álvarez. Y Primitivo Aguilera remarcó: “Estoy muy feliz. El que no se sienta satisfecho es un malagradecido”.

La zanja La Malaria era un factor altamente agresivo al medio ambiente; vertía cientos de toneladas de carga contaminante al arroyo Salado, que a su vez las trasladaba al río Bayamo y este al Cauto, el más largo de la isla antillana.

También incidía en la salud de los vecinos. El doctor Rafael Oliva Ávila, entonces médico de la familia en el consultorio número dos del reparto Siboney, que se encuentra pegadito al punto final de la avenida 26 de Julio, expuso:

“Las condiciones higiénicas de la zanja eran deplorables, lo que traía consigo enfermedades de transmisión digestiva, sobre todo a los niños que jugaban cerca, metían las manos en ella.

“Entonces aparecían el parasitismo, las enfermedades diarreicas, los mosquitos. Con esta avenida se eliminaron esos problemas y la repercusión en todos los sentidos ha sido positiva, tanto desde el punto de vista de salubridad como estético. La población asume la obra con gran alegría.”

Acerca del Autor

Orlando Fombellida Claro
Orlando Fombellida Claro

Orlando Fombellida Claro. Licenciado en periodismo en Centro Universitario de Holguín. Trabajó en el Semanario Antorcha, de Banes, y el periódico Ahora, de Holguín, se desempeñó como corresponsal del periódico Granma, en la provincia de igual nombre. Es redactor-reportero del periódico La Demajagua. Colabora habitualmente con CNC Digital y Cubaperiodista

Artículos Relacionados

Escriba un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *