Circunvalación Sur de Bayamo, obra insigne de la vialidad en Granma

Foto: La Demajagua / Autor: Rafael Martínez Arias
Foto: La Demajagua / Autor: Rafael Martínez Arias

La construcción del amplio y rápido vial que bordea a Bayamo por su lado sur, fue aprobada durante la estancia en la provincia de Granma, hace 14 años, del Comandante en jefe Fidel Castro Ruz, en ese momento presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba.

En el transcurso de los días 28, 28 y 30 de marzo de 2002, el Líder Histórico de la Revolución Cubana inauguró cuatro programas nacionales: Curso de Superación Integral para Jóvenes sin vínculo laboral ni estudiantil; de Escuelas de Artes Plásticas; de Salas de Televisión y el de Introducción de la Enseñanza de la Computación en la Educación Primaria. Además, presidió una Tribuna Abierta en Buey Arriba, centro urbano del municipio homónimo, y aprobó la ejecución de un nuevo acueducto en Manzanillo, el Drenaje Norte de Bayamo y la reparación de la carretera que une a esas dos ciudades, y el vial mencionado.

Dicha circunvalación enlaza a la Carretera Central y la conducente a Manzanillo, en las salidas de Bayamo, evita el paso por su Centro Histórico de medios automotores pesados y agiliza la circulación de vehículos en general.

Tiene 6.711 kilómetros de longitud, 22 metros de ancho, cuatro carriles de 3.50 de ancho cada uno, un separador central en cual se instalaron 158 luminarias, que por las noches además de alumbrarla le imprimen gran atractivo.

La ejecución de la circunvalante comenzó en junio de 2002 y finalizó en diciembre de 2005. El costo de la obra superó los 21 millones de pesos, de estos un millón 276 mil 560 en moneda libremente convertible.

Intervinieron, en ella, en distintos momentos, 14 empresas constructoras, de izaje, productora de elementos prefabricados, Diseño, Básica Eléctrica, para mencionar algunas, de Granma, Ciego de Ávila, Camagüey, Villa Clara y Holguín.

Requirió el vertimiento de unas 20 mil toneladas de mezcla asfáltica, un puente de 157 metros con 60 centímetros de largo y cuatro sendas de 3 y medio metros de ancho cada una, capaz de resistir 200 toneladas de peso.

En su intersección con la carretera Bayamo-Manzanillo, en el lugar conocido por La Pedrera se hicieron originales soluciones viales mediante isletas y situaron esculturas en mármol, de tres metros de alturas, creadas por reconocidos artistas de diferentes partes del país.

Para familias que habitaban en el terreno utilizado con ese fin, fueron construidas 53 viviendas, 35 de ellas concentradas en un asentamiento con solución de acueducto y residuales, y 18 diseminadas a los largo de la vía; un consultorio médico en el barrio El Almirante, 14 pozos para el abasto de agua y creación de fincas forestales, con tres casas para los encargados de atenderlas y custodiarlas.

La reseñada, es una entre las muchas razones por las cuales los granmenses sienten a Fidel entre ellos, lema de la campaña comunicacional que realizan, dedicada a su cumpleaños 90, el 13 de agosto venidero.

Síganos en las redes sociales:

Orlando Fombellida Claro

Orlando Fombellida Claro. Licenciado en periodismo en Centro Universitario de Holguín. Trabajó en el Semanario Antorcha, de Banes, y el periódico Ahora, de Holguín, se desempeñó como corresponsal del periódico Granma, en la provincia de igual nombre. Es redactor-reportero del periódico La Demajagua. Colabora habitualmente con CNC Digital y Cubaperiodista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Facebook
YouTube
YouTube
Instagram
RSS
Follow by Email