CNC TV, más de dos décadas entre desafíos y deseos de hacer

Foto: Argelio Pompa B.
Foto: Argelio Pompa B.

La remembranza y la alegría trastocan la cotidianidad de CNC TV, canal provincial de Granma, que celebra este 9 de mayo sus 21 años.

Aunque sabe que tiene muchos desafíos por vencer, esta televisora, junto a su colectivo, celebra el hecho de traspasar durante cinco jornadas a la semana, los hogares de este oriental territorio.

En la jornada se celebró la voluntad de continuar desde esta plataforma audiovisual pulsando el criterio popular y moviendo los sentimientos de las personas para que Cuba siga siendo regazo de sueños y esperanzas.

Y aunque se diga fácil, es un empeño  enorme. Para ello, todos acá, desandan y se esfuerzan en función de elevar la calidad del trabajo, y concebir agendas mediáticas más atractivas y cercanas a los públicos.

También batallan para sortear los obstáculos, derivados de una tecnología añeja, porque ante todo prevalece el deseo de hacer de aquellos momentos fundacionales, en 1995, cuando la persistencia de un colectivo, posibilitó la construcción de un futuro en medio de las adversidades.

Apuntes de una Historia

La concreción de un telecentro en la suroriental provincia de Granma, el 9 de mayo de 1995, justo cuando se experimentaban duros cambios en todos los sectores del país, incluida la prensa, demuestra que los obstáculos no importan, si la voluntad se impone.

Según cuentan sus fundadores, la fecha escogida para su inauguración responde a un motivo especial: rendir tributo a Celia Sánchez Manduley, Heroína de la Sierra y el Llano, quien naciera ese mismo día, pero de 1920.

“Comenzamos a transmitir con recursos mínimos, prácticamente a fuerza de cosas que no eran televisivas, haciendo inventos, grabando con una cámara todos los programas, sin condiciones acústicas, o sea, con un equipamiento obsoleto, pero con enormes deseos de trabajar”; así rememora aquellos días Gloria Guerrero, una de sus fundadoras.

Sin dudas esos fueron momentos difíciles. Apenas cinco años antes la presidencia de la UPEC advertía:(…) “nos hallamos a la puerta del momento más excepcionalmente difícil que le ha tocado vivir a la Revolución, en esa misma medida nos hallamos también ante la prueba más crucial a que jamás haya sido sometida la prensa y el periodismo cubanos”.

El mensaje del gremio indicaba que el trabajo de la prensa en el Período Especial tenía que encaminarse a explicar concretamente, sin alarmismos, cada medida en el momento oportuno y con argumentos sólidos. Al mismo tiempo recalcaba la necesidad de evitar el consignismo y la retórica hueca, así como de optar por ser lo más objetivos posibles a la hora de analizar los problemas.

Bajo tales presupuestos se desarrolla la incipiente televisora, devenida una opción cultural e informativa para el territorio, vista desde una nueva óptica y en consonancia con los intereses y necesidades de la población territorial.

Para seleccionar el nombre del canal, según cuentan sus fundadores, se extendió una convocatoria a la población pero ninguna de las propuestas resultó adecuada por su marcado carácter regionalista. Se decidió entonces apelar a los conceptos esbozados por Fidel Castro y Armando Hart Dávalos, quienes denominaron a esta tierra la cuna y el crisol de la nacionalidad cubana. Ambas concepciones quedaron acuñadas con la sigla CNC, institucionalizada hasta nuestros días.

En sus inicios el canal tenía solo dos frecuencias semanales, reservada para martes y jueves con una hora de transmisión. Posteriormente, a los 57 días de creado comienzan a transmitir lunes, miércoles y viernes, también con una hora al aire.

Un año después de inaugurado se traslada la sede a un lugar con mejores condiciones. Atrás queda el estrecho departamento prestado por el sector de salud. Esto posibilita que se proyecte una programación más amplia, con respuesta a los intereses de la población.

Aparecen programas campesinos, históricos y científicos, se amplían los noticieros, y se incrementa la transmisión a una hora y media.

El proceso de edición de los materiales, por ese entonces, todavía era muy artesanal. Se hacía con dos máquinas VHS, con una consola VEA de seis canales, una máquina de cinta prestada y un solo micrófono. El radar con los distribuidores de video era soviético, de cuando la televisión se hacía en blanco y negro pero que por variaciones en la tecnología permitía adaptar la señal a color.

La Televisión Serrana, que ya tenía dos años de trabajo, colabora con este colectivo en cuanto a la capacitación. Según sus fundadores les ayudaron mucho sobre todo en lo que fue conocer cómo se hacía la televisión o al menos cómo eran los rudimentos teóricos para editar y los tipos de planos.

En 1999 se asigna un nuevo equipamiento para los telecentros que incluía cubículos de edición, cámaras, equipos de transmisión y otros aditamentos de alta calidad, lo cual posibilita el crecimiento cualitativo de la oferta del canal granmense y por ende, su tiempo al aire.

“Contábamos para ese entonces con un local amplio y de mejores condiciones así como un personal que se había ido superando técnicamente, uniéndose a esto su espíritu de sacrificio y creatividad”, destaca la periodista Gloria Guerrero.

En el 2000, como parte de la Batalla de Ideas, el horario de transmisión vespertina de los telecentros varía, con la incorporación del espacio informativo Mesa Redonda. Desde entonces se traslada su programación al espacio comprendido entre las 4:30 y las 6:00 p.m.

A partir del 2004 se instalan transmisores en las cabeceras provinciales para que los telecentros ampliaran su horario de fines de semana hasta las 12 de la noche, y utilizan la frecuencia del canal Multivisión pues la idea de que salga por uno propio no pudo concretarse en esta región del país.

Con los años, aquel local amplio, termina convirtiéndose en un espacio adaptado con múltiples dificultades constructivas. Por esta razón se comienza la construcción de una nueva sede, la cual se inaugura el primero de junio del 2010, cercana a la Plaza de la Patria, donde radica hasta la actualidad.

La misma dispone de más de una veintena de locales, entre ellos un estudio para grabación y emisión, salas de video tape y taller tecnológico.

La CNC actualmente transmite alrededor de dos horas diarias, distribuidas en el horario del mediodía y la tarde con un total de 22 programas orientados a satisfacer los más variados gustos e intereses.

La televisora es además rectora de un sistema televisivo que comprende, además, dos telecentros municipales Golfovisión, de Manzanillo y Portadavisión, de Niquero, así como corresponsalías en los municipios de Pilón, Campechuela, Media Luna y Buey Arriba.

En sus inicios este llegó a ser el segundo sistema televisivo más numeroso del país, al contar con dos telecentros municipales y corresponsalías en los restantes municipios, no obstante la tecnología fue en detrimento de ese gran empeño.

Aunque falta mucho por hacer, desde esta región del país, en materia de televisión, la CNC festeja sus más de dos décadas cargadas de sueños, desafíos y deseos de hacer.

Síganos en las redes sociales:

Darelia Díaz Borrero

Licenciada en Periodismo Darelia Díaz Borrero, egresada de la Universidad Oscar Lucero Moya, de Holguín, en el 2012. Trabajó como redactora reportera de prensa en la Agencia de Información Nacional (AIN) entre 2012 y 2015, cuando comienza a laborar en la televisora CNC, de la provincia de Granma. Sus trabajos han sido replicados en disímiles medios provinciales y nacionales de prensa. Actualmente colabora con el periódico Granma.

Deja un comentario

Facebook
Facebook
YouTube
YouTube
Instagram
RSS
Follow by Email