Romerías de Mayo, espacio para el arte joven de Cuba y el mundo

romerias_mayo
Foto: Internet

Holguín, Cuba (PL) En su edición 23, el festival Romerías de Mayo, acontecido en esta nororiental ciudad cubana, congregó una muestra significativa del arte joven cubano e internacional.

Considerado el evento más importante de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), la cita cultural exhibió el talento de creadores latinoamericanos, europeos, estadounidenses, australianos y cubanos mediante las diversas manifestaciones del arte.

Literatura, música, danza, artes visuales y teatro confluyeron en el festival que por casi una semana conjugó las tradiciones culturales e históricas de los países participantes en la provincia oriental de Holguín, a unos 734 kilómetros de La Habana.

Más de 150 delegados de 25 países asistieron al evento, presencia foránea que aporta en el orden cultural pues propone nuevos discursos críticos y alternativos dentro del panorama artístico.

Venezuela y Chile fueron los países con más presencia en las Romerías de Mayo, en la cuales también hubo participación de Canadá, Estados Unidos, Colombia, México y Australia.

La edición 23 del evento, acontecido del 2 al 8 de mayo, rindió homenaje al líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, por ser un impulsor de las políticas culturales no solo en Cuba sino a nivel internacional.

En ese sentido, quedó inaugurada la exposición fotográfica Fidel, hombre que trasgrede el tiempo, con el objetivo de reverenciar el legado del eminente político que el próximo 13 de agosto cumplirá 90 años.

Conformada por una docena de instantáneas, la muestra del artista cubano Alex Castro del Valle profundiza en la figura de uno de los pensadores más grandes de la historia de la humanidad.

Las artes visuales tuvieron una fuerte presencia en las Romerías de Mayo, ejemplo de ello fueron las instantáneas del artista italiano Guilio Dimeo.

Bajo el nombre Reflexiones Antagónicas, la muestra integrada por una veintena de piezas constituye la primera fase de un trabajo sobre Latinoamérica con vistas a ahondar en la historia de la región, su gente y naturaleza.

En materia musical, puntales del movimiento trovadoresco cubano protagonizaron un nuevo espacio dedicado a esa vertiente sonora en el festival Romerías de Mayo.

Titulado Destrabando la trova y bajo la batuta del cantautor Eduardo Sosa, en el encuentro participaron conocidos trovadores cubanos como Tony Ávila, Frank Delgado, Raúl Torres y William Vivanco.

También el rock despuntó como uno de los platos fuertes del festival pues desde Suiza llegaron hasta Holguín varias agrupaciones para beneplácito de los seguidores del género, mientras el roquero australiano Jeremy Harry compartió su música en el teatro Eddy Suñol.

LA SOLIDARIDAD COMO PUENTE CULTURAL

En las Romerías de Mayo, la solidaridad también tuvo un espacio muy importante como puente cultural para hermanar a la mayor de las Antillas con las delegaciones extranjeras asistentes al evento.

Durante varias jornadas sesionó el congreso Memoria Nuestra, en el cual intervino el presidente de la Asociación de Alcaldes Mapuche en Chile, Juan Carlos Rinao.

En los debates, Rinao -graduado en los primeros cursos de la Escuela Latinoamericana de Ciencias Médicas- ponderó la importancia de reactivar el movimiento internacional de solidaridad en los tiempos convulsos que hoy viven América Latina y el mundo.

Médico de profesión y político de corazón, Rinao -en representación del sector más pobre de su país- insistió en la necesidad de buscar nuevas vías para fortalecer el apoyo a los más desfavorecidos.

Por su parte, Marisol Molina, del movimiento chileno de solidaridad con Cuba, resaltó el papel de la unidad para salvaguardar y mantener la unidad de latinoamericana.

“Juntar nuestras fuerzas es imprescindible”, aseguró Molina al recordar victorias internacionales como el regreso a Cuba de Antonio Guerrero, Fernando González, Gerardo Hernández, Ramón Labañino y René González, conocidos internacionalmente como Los Cinco.

Igualmente, alabó las bondades y los avances de la Revolución cubana y resaltó la importancia de difundirlos a nivel internacional.

En tanto, la activista italiana Serena Bartolucci alabó la labor humanista de la Revolución cubana, que durante años ha esparcido la solidaridad por todo el mundo.

Comentó que desde 1999 integra una organización italiana de solidaridad llamada Asícuba, la cual surgió después de una visita que realizara a esta isla para conocer de cerca la realidad de los cubanos.

Desde ese momento y durante 25 años Bartolucci ha venido a Cuba para de esa manera asumir la verdad de la mayor de las Antillas y propagarla mediante su organización.

Considerado un evento aglutinador y variado, las Romerías de Mayo tienen su génesis en una tradición religiosa, cuando un sacerdote ubicó hace muchos años una cruz en la cima de la loma holguinera nombrada por aquellos tiempos El Cerro Vallado.

Este acto marcaría el inicio de un ritual pues a partir de ese momento cada año los pobladores de Holguín escalarían la pendiente en busca de favores divinos.

Perdida tras el paso del tiempo, los jóvenes de la AHS tuvieron la perspicacia de convertir esa tradición religiosa en un evento de carácter cultural y masivo que ha trascendido las fronteras de Cuba.

Rebautizada como La loma de la cruz, la colina recibe desde hace 23 años a los asistentes a las Romerías de Mayo, evento que conjuga tradición y modernidad mediante diversas manifestaciones del arte.

Por sus más de 400 escalones transitan cada año artistas que llegan desde varias naciones para participar en el festival y conocer pormenores de las costumbres que le sirvieron de cuna.

Fundada hace 30 años, la AHS agrupa la vanguardia artística cubana y recuerda el legado revolucionario de los hermanos Luis y Sergio Saíz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *