Un Caribe que nos une más allá de la geografía

Es el Caribe un punto estratégico y vital en la región hemisférica y para el resto mundo. En él confluyen una multiplicidad de culturas, razas, idiomas y posiciones estructurales, de desarrollo y de visión política, pero todos compartiendo una misma geografía que los convida a la unión y al trabajo mancomunado en busca de beneficios mutuos.

Varias son las organizaciones que agrupan a las naciones caribeñas entre sí o con otras partes de América Latina y el resto del orbe, pero es la Asociación de Estados del Caribe (AEC) una agrupación que aúna naciones de la Cuenca caribeña o Gran Caribe y que busca fomentar la integración entre sus países y hallar un espacio económico común para promover el desarrollo sustentable de sus miembros.

Diverso y heterogéneo, este punto de concertación está integrado por 25 Estados independientes: todos los miembros de la Comunidad de Estados del Caribe (Caricom); los países centroamericanos, incluyendo El Salvador, que aunque es el único que no tiene costas al Caribe, comparte lazos culturales con la región; más Colombia, México y Venezuela, Cuba y República Dominicana.

La Asociación tiene además siete miembros asociados que son los territorios de Francia (Guyana Francesa, de San Bartolomé y de Saint Martin) y del Reino de los Países Bajos (Saba, San Eustaquio y Bonaire). Los otros asociados son los departamentos franceses de ultramar de Guadalupe y Martinica y los territorios autónomos de Países Bajos, Aruba, Curazao y Saint Martin.

Todos, junto a otras naciones y organizaciones internacionales que juegan papel de observadores, se encontrarán en La Habana el próximo cuatro de junio para intercambiar en torno a la necesidad de la unión para enfrentar los retos del desarrollo sostenible, el cambio climático y la paz en el Caribe.

Espacios de concertación caribeños

La Cumbre de la AEC es la reunión más importante de la organización que se celebra periódicamente al máximo nivel, donde se reafirman posiciones comunes y los países se comprometen con nuevas metas, objetivos y planes de acción en beneficio de la región.

La AEC nació el 24 de julio de 1994 por iniciativa de los Estados de la Comunidad del Caribe y entre sus objetivos también está promover la integración latinoamericana y caribeña, pues aglutina a más de la mitad de la población de esa región.

Tras su creación en Cartagena de Indias, Colombia, su primera Cumbre de Jefes de Estado y Gobierno tuvo lugar en agosto de 1995 en Puerto España, Trinidad y Tobago, cita a la que asistió el líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro. En ella se aprobó la Declaración de Principios y el Plan de Acción sobre turismo, comercio y transporte  como áreas estratégicas y, posteriormente, sumó la cooperación para enfrentar los desastres naturales que azotan crecientemente a nuestra región.

Durante la firma del Convenio Constitutivo de Cartagena de Indias, Fidel señaló que la Asociación significaba «un pequeño paso de avance, pero muy honroso, hacia la integración de los países de la América Latina y el Caribe». Luego, en la cita inicial trinitaria afirmó que se abría «un nuevo capítulo de la historia que empezamos a escribir nosotros mismos».

Cuatro años después, República Dominicana acogió la Segunda Cumbre, cuyo tema fue analizar el progreso realizado por la AEC en el período 1995-1999 y determinar la proyección de la región del Caribe en el siglo XXI.

Un nuevo encuentro tuvo lugar en diciembre de 2001, en Isla de Margarita, Venezuela. Bajo el tema La consolidación del Gran Caribe, el encuentro tuvo como propósito fortalecer la AEC como un organismo de consulta, de acción concertada y cooperación para promover la identidad caribeña.

Los líderes de la región se dieron cita una vez más en 2005 en Panamá por cuarta ocasión, donde le ofrecieron a la AEC un nuevo impulso político.

Luego de un silencio de casi ocho años, no fue hasta 2013 en Pétion Ville, Haití, donde otra vez los Jefes de Estado y Gobierno de la región reforzaron las sinergias necesarias para mantener el desarrollo de la cooperación entre los miembros de la organización, y celebraron la V Cumbre, que se ocupó de los asuntos relacionados con la educación, la cultura, la ciencia, así como en temas de género.

La VI cita tuvo lugar en abril de 2014 en Mérida, México, y se realizó en el contexto del vigésimo aniversario de la organización.

Cuba en el Caribe

Fue la década del 90 del siglo pasado un momento muy complejo para Cuba. Después del derrumbe del campo socialista europeo, la desintegración de la Unión Soviética y cuando Estados Unidos recrudecía el bloqueo contra nuestro país, se crea la AEC en 1994, y fue esta, entonces, la primera organización regional a la que Cuba se integró como miembro pleno y fundador, gracias a la solidaridad de los países del área.

Durante la XXI Reunión Ordinaria del Consejo de Ministros de ese organismo, celebrada en enero pasado en Haití, Cuba asumió hasta 2017 la presidencia pro témpore de la agrupación, comprometida a aportar al esfuerzo por revitalizar ese organismo regional

Tomado de Juventud Rebelde

Yailé Balloqui Bonzón
yaile@juventudrebelde.cu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *