Llama Díaz Canel a fortalecer los medios públicos del país

Por Jorge Gorgoy Crespo

El tema fundamental es cómo generamos contenidos, su dinámica y el posicionamiento de los mismos, aseguró el Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros Miguel Diaz-Canel, al concluir la asamblea de balance anual de la Delegación Ramal Prensa Escrita, de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), efectuada este lunes en la Universidad de La Habana.

Previo a la lectura del informe el Presidente de la Upec Antonio Moltó, se refirió a la importancia de los cambios que se realizan actualmente en la prensa escrita, criticó los rezagos de secretismo que laceran la labor reporteril y comentó sobre las tesis que discuten este año estudiantes de la carrera de Periodismo, que se refieren a problemas acuciantes que existen en las redacciones de los medios de prensa.

DSC_1442La de Prensa Escrita es la delegación ramal más numerosa del país y agrupa a los afiliados que integran las delegaciones de base de los periódicos nacionales y otras publicaciones impresas. En el informe, leído por su presidente Joel García, se reflejó un análisis de los principales problemas que afectan al sector, entre ellos los bajos salarios, las carencias materiales que sufren las redacciones de periódicos, revistas y casas editoras cubanas, los vacíos informativos, la autocensura o la censura de algunos decisores, la aparición de una prensa alternativa en el contexto actual nacional, la superación y el papel de la organización y el compromiso de esta con sus afiliados, entre otros temas analizados y debatidos.

Al respecto Jose Alejandro Rodríguez, afirmó que en las redacciones no se está fraguando el mejor periodismo, y se preguntó por qué tenemos tanta cautela, miedo, para echar a andar, “esas opacidades que impiden un periodismo problémico, agudo”.

En su intervención la periodista Delia Reyes García, de la revista Bohemia, se refirió a lo que según ella son las tres antinomias del periodismo cubano: el secretismo, ausencia de una Ley de Prensa y el alejamiento de la agenda mediática de lo que dice el pueblo, elementos que laceran la credibilidad de nuestros medios. También se refirió al paso hacia una nueva gestión de los medios de prensa y la problemática de no contar con una ley que ampare esa nueva gestión, a la cual se aspira.

Ricardo Ronquillo Bello, subdirector del diario Juventud Rebelde, consideró que ha existido un lenguaje de señas, “si éstas no existen no hablamos de las cosas”, a lo que agregó que existe una crisis estructural de los problemas de la prensa, no importa del lado que se vea. Afirmó Ronquillo que la gente no encuentra su relación con el medio y concluyó su intervención expresando que no se ha avanzado mucho desde el congreso (IX de la Upec), porque hay que crear las condiciones para un cambio, hay que resolver problemas de fondo, estructurales.

Para el humorista Jorge Alberto Piñero (JAPE), de la publicación Dedeté, hay un problema serio porque se están dejando robar la iniciativa y que aseguró que “el humor puede ser un elemento mediador de las relaciones políticas entre Cuba y los Estados Unidos”, a la par que criticó el concurso 26 de Julio (que organiza la Upec), donde los humoristas no tienen espacio para competir.

Los debates fueron muy polémicos y las intervenciones aportaron muchas ideas nuevas. Durante más tres horas se debatió el informe presentado a la asamblea, a la cual asistieron además del primer vicepresidente Díaz-Canel; Alberto Alvariño, vicejefe del Departamento Ideológico del Comité Central, y Enrique Villuendas, funcionario del mismo; Aixa Hevia y Bárbara Doval, vicepresidenta primera y vicepresidenta de la Upec, respectivamente, e invitados de diferentes organismos que tienen una relación estrecha con el periodismo.

Alberto Alvariño afirmó que hay un programa montado para una reconversión de la prensa escrita, el cual incluirá la puesta en funcionamiento de nuevas maquinarias y software para gestionar la prensa, también alentó a los presentes a no autocensurarse y eliminar obstáculos.

Con respecto a los problemas y agobios que pasa hoy la prensa escrita, Javier Dueñas, de la Editora Abril, se refirió al año de retraso acumulado en la impresión de dos de las revistas más populares, de las seis que publican, Zunzún y Pionero, todo ello por deficiencias con las máquinas tipográficas del combinado Federico Engels.

Raúl Garcés, decano de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana e integrante de la Presidencia nacional de la Upec, consideró que si se habla de un cambio hay que hacerlo con honestidad, “si hablas de el un año, dos o tres, y este no se produce, la gente comienza a dudar”, a lo que agregó que se necesita una nueva forma de gestión de la prensa. Los directores tienen que tener autonomía, para ello la política de comunicación que se gesta debe ser transparente, hay que acompañar esa nueva política y darla a conocer, afirmó en su intervención el decano.

El funcionario del Comité Central del Partido, Enrique Villuendas, afirmó que a los jóvenes no hay porque cortarles las alas, hay que ayudarlos a volar con la Revolución, hay que comunicar y darle a la población información sobre lo que sucede.

Al concluir la cita el Primer Vicepresidente Miguel Diaz-Canel, alabó la calidad del informe presentado y lo catalogó como “crítico y cargado de esperanzas”, a lo que adicionó que uno de los retos de la prensa actual es el debate donde nadie tiene la verdad absoluta, es una situación muy compleja con muchos puntos de vista y varios enfoques.

“Mientras más discutamos mejor se construye lo que se aspira, la Upec tiene más autoridad, mas seguimiento. El escenario es muy complejo, con una plataforma de restauración capitalista y neoliberal que está socavando varios procesos revolucionarios en nuestro continente. En todo eso los medios de comunicación tienen un papel primordial, defienden intereses de poder, han sobredimensionado problemas particulares de esos países y arremeten contra sus líderes”, explicó Díaz-Canel.

Al valorar las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos de América, el dirigente consideró que estas tienen un alto componente simbólico y muestra de ello fue la visita de Barack Obama, “ese era su discurso, y así lo hizo, no podíamos esperar otra cosa”, a lo que agregó que una parte de la población entendió sus intenciones, fue todo un montaje que trajo consigo en una visita bien dirigida.

En su charla con los asistentes a la asamblea, Diaz-Canel, hizo énfasis en que existen problemas como es el salario, las condiciones no idóneas de trabajo, y ello causa insatisfacciones, a lo que aseguró que hay que resolver los problemas entre todos juntos. Hizo un llamado a tener confianza entre todos para seguir avanzando.

Como conclusión de su intervención aseguró estar consciente cada vez más de que son los medios los que tienen que definir las líneas y estrategias de comunicación, construir su agenda y discutirla colectivamente, al tiempo que recordó que el cambio es difícil.

Al finalizar la cita, los asistentes disfrutaron de una actuación de la compañía infantil La Colmenita.

(Tomado de Cubaperiodistas)

Síganos en las redes sociales:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Facebook
Facebook
YouTube
YouTube
Instagram
RSS
Follow by Email