Electromédicos, héroes anónimos de la medicina en Cuba

Foto: Captura de video
Foto: Captura de video

Alrededor de siete mil equipos médicos entraron en funcionamiento este año en la provincia de Granma gracias al ingenio y el trabajo anirista de los electromédicos del territorio. Ellos han devuelto la vitalidad a implementos que hace varios años estaban en desuso.

Los electromédicos son trabajadores que desde el anonimato hacen posible el ejercicio de la medicina. En sus manos esta la recuperación, mantenimiento y puesta en marcha del equipamiento que se emplea en la asistencia médica, en cualquier nivel de atención.

Para que se tenga una clara idea de su importancia, es válido destacar que en lo que va de 2016 han revitalizado 6580 equipos de diagnóstico, tratamiento y de soporte de vida, además de unos 3000 efimos.

Al decir de Pastor Vasallo, director del centro provincial de electromedicina, uno de los retos fundamentales de este año ha sido la reparación de dos tomógrafos, uno ubicado en el hospital Carlos Manuel de Céspedes de la ciudad de Bayamo y el otro en el hospital Celia Sánchez Manduley de Manzanillo.

Estos equipos ya tenían más de once años de explotación sin sostenibilidad o sea, sin tener piezas de repuesto. Se presentó una cadena de roturas en ellos y se pensó eran baja técnica. Sin embargo fueron recopiladas algunas piezas en Santiago de Cuba y Holguín y se les devolvió la funcionalidad a ambos aparatos.

Otro de los retos de los electromédicos granmenses ha sido la reparación tecnológica en los talleres de calzado y ortopedia, función que se les anexó desde 2014, ampliando su objeto social.

La recuperación de la mayoría del equipamiento médico en Granma, depende de la voluntad de hacer de estos trabajadores y de su creatividad. No obstante la falta de piezas de repuesto, ellos acometen las reparaciones para evitar las molestias en el pueblo ante la rotura de un equipo médico. Gracias a su ingenio e iniciativas propias, han logrado ahorrar al país más de 170 mil pesos, por concepto de importación de insumos para las reparaciones, según comentó Vladimir Ramírez, subdirector de electromedicina en Granma.

Con la premisa de continuar aportando al sector de la salud, hoy los electromédicos granmenses están en constante superación para asumir cualquier reto que le impongan los avances tecnológicos. En este momento se capacitan en las prótesis electrónicas, pues es ese uno de los proyectos futuros de la medicina en Granma.

Katiuska León Borrero

Katiuska León Borrero

Periodista y conductora de programas informativos y variados en CNC TV. Licenciada en Comunicación Social por Universidad de Oriente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *