Beatriz Gonzalez, una mujer de la tierra (+Video)

Beatriz González Carbajal, jefa de área de frutales en la Cooperativa de Producción Agropecuaria Omar Rivero de Manzanillo. / Foto: Captura de video
Beatriz González Carbajal, jefa de área de frutales en la Cooperativa de Producción Agropecuaria Omar Rivero de Manzanillo. / Foto: Captura de video

En Cuba las mujeres representan alrededor del 40 por ciento de los directivos en diferentes sectores sociales y productivos. El sexo femenino ha demostrado capacidad para los puestos de dirección y responsabilidad ante las más difíciles tareas.

Un ejemplo de crecimiento y voluntad como dirigente de base es la campesina Beatriz González Carbajal, jefa de área de frutales en la Cooperativa de Producción Agropecuaria Omar Rivero del municipio granmense de Manzanillo.

Beatriz, procedente de una familia de escasos recursos y cuya fuente de ingreso fundamental era el trabajo en el campo, llegó a la cooperativa Omar Rivero hace 17 años. Se incorporó a las labores de agricultura suburbana, atendiendo inicialmente pequeños canteros donde producía condimentos frescos para la comunidad o para el consumo de los propios trabajadores de la CPA.

A solo un año de comenzar a trabajar allí demostró su espíritu natural de líder. Por eso desde el año 2000 fue nombrada jefa del área de frutales de la mencionada base productiva, atendiendo 35 hectáreas de tierra.

Le correspondió entonces a esta mujer lograr buenos rendimientos en cultivos que históricamente no han sido objeto de la Omar Rivero, porque esta cooperativa es mayormente cañera. Sin embargo Beatriz no demoró en ubicar a su equipo de trabajo entre los más destacados de Granma en materia productiva e incluso en lograr rendimientos loables a nivel de país. Hoy su parcela produce más de 40 variedades de frutas, entre ellas coco, mango, guayaba, maracuyá y fruta bomba, las cuales se producen para abastecer los mercados estatales de toda la provincia.

Al decir de la productora, también se alcanzan unas 140 mil posturas al año de diferentes variedades frutales con el objetivo de extender este tipo de cultivo incluso a las provincias de toda la región oriental.

En su afán de superación personal y profesional, Beatriz llevó a la par el trabajo y el estudio a través de la tarea Álvaro Reinoso. En curso de trabajadores por encuentro logró hacer la ingeniería agrónoma en la sede universitaria de su natal Manzanillo y con el orgullo de ser ingeniera devuelve a la tierra lo que por ella le fue dado.

Según nos comentó, una de las mejores cosas que le ha pasado en la vida es haber logrado sacar su carrera, porque ahora puede aplicar los conocimientos técnicos a los cultivos que emprende. De ahí los rendimientos actuales.

Para ella fue difícil alcanzar la meta. Tenía que dejar la base productiva todos los sábados para dedicarse a los libros y las anotaciones, pero la mayor recompensa es ver que hoy es útil en el cumplimiento de los planes productivos.

El sonido del campo y el olor de la tierra son inherentes a la vida de Beatriz, mujer que aprendió a crecer con el trabajo duro, sin dejar de sonreír.

Síganos en las redes sociales:
Katiuska León Borrero

Katiuska León Borrero

Periodista y conductora de programas informativos y variados en CNC TV. Licenciada en Comunicación Social por Universidad de Oriente.

Deja un comentario

Facebook
Facebook
YouTube
YouTube
Instagram
RSS
Follow by Email