Asisten en Granma parto de trillizos (+Video)

Comparte
Al decir del doctor Ángel Gómez Sánchez, neonatólogo que las asiste, el parto fue distócico por cesárea y se efectuó sin complicaciones para la madre y las niñas. / Foto: Captura de video
Al decir del doctor Ángel Gómez Sánchez, neonatólogo que las asiste, el parto fue distócico por cesárea y se efectuó sin complicaciones para la madre y las niñas. / Foto: Captura de video

Natalia Cuello Pompa y sus hermanas Natacha y Natali nacieron bajo peso, con dos mil 200, 2000 y 1900 gramos respectivamente.  Por eso hoy reciben los cuidados correspondientes  en la unidad de neonatología del hospital Céspedes en Bayamo.

Al decir del doctor Ángel Gómez Sánchez, neonatólogo que las asiste, el parto fue distócico por cesárea y se efectuó sin complicaciones para la madre y las niñas. A pesar de que la gestante tenía solo 34.2 semanas de embarazo, se tuvo que recurrir de inmediato al nacimiento por amenaza de embarazo pretérmino.

“Los partos pretérmino constituyen una gran preocupación para el equipo que los realiza, sobre todo por los riesgos para el bebé, que generalmente nace en condiciones desfavorables. Pero este no fue el caso.

Las niñas nacieron con un peso que se corresponde con el tiempo de embarazo y hoy tienen una buena vitalidad, buen estado general, no han desarrollado sepsis ni tampoco problemas respiratorios. Este último aspecto fue valorado con minuciosidad durante la gestación, período durante el cual se administraron medicamentos que conllevan a la madurez pulmonar, logrando un buen resultado.”

Yurennis Pompa Fonseca, madre de las trillizas, reconoce que tanto su evolución como el estado actual de las hijas se debe en primera instancia a los cuidados que recibió durante todo el embarazo.  Comentó que semana tras semana tuvo el seguimiento constante de un equipo multidisciplinario integrado por el médico de la familia, un ginecólogo del policlínico Bayamo, un máster en asesoramiento genético y un obstetra.

Igualmente Yojanis Cuello Navarro, padre de las pequeñas, significó el papel de los especialistas del programa materno infantil en el hospital general Carlos Manuel de Céspedes, quienes le dieron una atención esmerada a su esposa desde que ingresó en la institución días después de cumplir las treinta semanas de embarazo.

Estos jóvenes de apenas 24 años de edad han sido fértiles en la procreación. Dos niños anteriores con cuatro y dos años y un embarazo gemelar que no lograron. Ahora se enfrentan al futuro de tres hijas hembras completando así cinco miembros en la descendencia.

La madre se siente completamente capacitada para asumir con entereza la maternidad. El padre, en tanto, ya reconoce que tendrá un reto muy grande para la educación de sus hijos, pues siendo militar permanece ausente mucho tiempo de casa.

Con lágrimas en los ojos nos contó incluso sobre experiencias pasadas: “Recuerdo que a mi hijo mayor lo dejé de ver por espacio de 54 días, por encontrarme cumpliendo una misión como guarda fronteras. Cuando vine de pase a la casa él me trataba como si yo fuera un extraño. Me hizo sufrir el hecho de ver que cuando el niño tenía un dolor acudía solo a la mamá, a los abuelos o incluso a un tío, pero yo estaba como perfecto desconocido…

Ahora la cosa será diferente porque mis superiores solicitaron el traslado para una unidad militar en esta misma provincia y tendré la posibilidad de estar más cerca de mis hijitas.”

Fueron esas las últimas palabras de Yojanis, a quien la emoción no le permitió decir más.

Ahora el matrimonio tiene cinco razones para vivir y tres de ellas son Natalia, Natacha y Natali.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=uX1WhCxodDk[/youtube]

Katiuska León Borrero

Katiuska León Borrero

Periodista y conductora de programas informativos y variados en CNC TV. Licenciada en Comunicación Social por Universidad de Oriente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *