Fidel y la primera ciudad para pescadores

Comparte

fidel-rene-vallejo-mzlloUna de las llamadas telefónicas más trascendentes para la historia de Manzanillo fue, sin dudas, la realizada por el Comandante René Vallejo Ortiz al pescador Porfirio Alard el 24 Junio de 1959 cuando le dijo: Espérame en el aeropuerto, que Fidel anda de recorrido por lo de la Reforma Agraria y quiere hablar con los pescadores

Horas más tarde el entonces Ministro de República de Cuba Fidel Castro Ruz se reunió con los miembros del Sindicato de Pescadores, ubicado en un modesto local de la calle Cocal y se interesó por sus condiciones de trabajo y de vida.

Casas de pescadores antes de 1959
Casas de pescadores antes de 1959

El resultado de aquella reunión entre el líder y los pescadores fue otorgar un crédito para la constitución de una cooperativa y el astillero de Manzanillo, así como la decisión de erigir una ciudad pesquera.

Para tales fines donó un cheque por valor de 200 000 pesos que puso en manos del Comandante Vallejo y prometió aumentar la cifra hasta dos millones, si fuese necesario para las obras.

fidel-ciudad-pesquera-mzlloA los pocos días comenzaron las labores constructivas iniciándose en Manzanillo el movimiento cooperativista pesquero en Cuba.

Entre las más de 500 familias beneficiadas estuvo la de Rafael Almeida Castillo, una de las primeras en mudarse para la “nueva ciudad”

Rafael Almeida, pescador.
Rafael Almeida, pescador.

El jubilado pescador cuenta: “Hicieron 509 casas. Yo vine con mi esposa embarazada de nuestro primer hijo el 8 de enero de 1961 cuando me entregaron la llave. Después llegarían más pescadores contentos y sobraron casas… Menos televisor y refrigerador tenían cocina, cama, colchón, ollas… Al principio nadie creía que fuera posible hacer una ciudad para y por los humildes. Una Revolución con tan pocos meses de haber triunfado y que hiciera una obra como esta, eso fue lo más grande que ocurrió en Manzanillo y en Cuba”.

Actual ciudad pesquera
Actual ciudad pesquera

Una de las primeras medidas revolucionarias orientadas por Fidel fue dignificar la vida de los pescadores cubanos, cuyas condiciones de vida y trabajo eran sumamente precarias. La ciudad de Manzanillo no estaba ajena a esa realidad y las familias de los hombres de mar se asentaban en las cayerías adyacentes al Golfo de Guacanayabo.

Valia Marquínez Sam

Periodista del Canal Golfovisión, Manzanillo, Granma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

five × four =