Por la senda de un barbudo guerrillero

Comparte
El ejemplo de Fidel vive permanentemente en los jóvenes y así lo demuestran Anniet Gómez González y Ronisel Alejandro Garcés Martínez, noveles que reeditaron la epopeya del desembarco del Granma
El ejemplo de Fidel vive permanentemente en los jóvenes y así lo demuestran Anniet Gómez González y Ronisel Alejandro Garcés Martínez, noveles que reeditaron la epopeya del desembarco del Granma

El mes de diciembre está muy ligado a la historia de los expedicionarios del Granma, no solo por el hecho de haber desembarcado el 2 de diciembre de 1956, sino por ocurrir en ese mes el combate y dispersión de Alegría de Pío y el reencuentro de Fidel y Raúl en Cinco Palmas.

En estos acontecimientos se destacó el líder histórico de la Revolución cubana, quien recientemente desapareció físicamente para convertirse en faro y guía de los cubanos que luchan cotidianamente por una Cuba mejor.

El ejemplo de Fidel vive permanentemente en los jóvenes y así lo demuestran Anniet Gómez González y Ronisel Alejandro Garcés Martínez, noveles que reeditaron la epopeya del desembarco del Granma, cuyo gran conductor fue el Comandante eterno y a quien dedicaron sentidas palabras.

Anniet Gómez González, joven que reeditó este año el desembarco. / Foto: Luis Carlos Palacios
Anniet Gómez González, joven que reeditó este año el desembarco. / Foto: Luis Carlos Palacios

Gómez González expresó que es un orgullo cumplir con la misión de expedicionaria, porque no todos tienen ese privilegio.

“Siento que al hacerlo hago más viva y más fuerte la presencia de Fidel, el cual sin dudas nos inspira a todos. Desde pequeña me enseñaron que él es nuestro padre y cuando recibí la noticia de su muerte me entristeció grandemente.

“Después pensé que siguiendo y defendiendo su legado contribuiría a mantenerlo vivo por siempre.

Para Garcés Martínez es la primera vez que reedita el desembarco del Granma y para él tiene una gran significación porque se cumplen 60 años de ese hecho histórico, cuya partida desde México coincidió con la fecha en que Fidel partía hacia la inmortalidad.

“Nunca imaginé cuán difícil fue el desembarco hasta que llegamos al lugar exacto donde encalló el yate. Ahora hay un lugar abierto con un sendero de hormigón, pero en aquel momento no lo había.

“Todo era mangle y fango, por eso tuvieron que atravesarlo con el fusil en alto y su mochila de provisiones al hombro, abriendo a machetazos el camino.

Ronisel Alejandro Garcés Martínez, joven que reeditó este año el desembarco. / Foto: Luis Carlos Palacios
Ronisel Alejandro Garcés Martínez, joven que reeditó este año el desembarco. / Foto: Luis Carlos Palacios

“El Granma es un símbolo para los jóvenes porque en el vino el más grande de los cubanos del siglo XX y principios del XXI, pero no vino solo, sino acompañado de hombres que lo escoltaron y siguieron hasta las últimas consecuencias, acompañándolo a todos lados como su pueblo.

“Quizás no sea fácil expresar el orgullo que se siente pertenecer a la provincia que lleva el nombre del yate que trajo a Fidel y los 81 expedicionarios, lo cual suma otro acontecimiento a la larga lista de hechos históricos que atesora este territorio, donde surgió el Ejercito Rebelde y se ayudó a consolidarlo.

“No hay palabras para decir que significa ser granmense y, en mi caso, guisero, porque mi tierra natal está muy ligada a Fidel, pues allí libró la batalla más grande que tuvo por estas tierras.

Con respecto a la mejor manera de recordarlo Garcés Martínez dijo: “Debemos evocarlo trabajando, estando firmes y convencidos de que la justicia y la libertad de este país no está en juego”.

Así concluyeron sus declaraciones estos jóvenes, quienes presurosos corrieron a la embarcación que los llevaría al mar para repetir el histórico desembarco, y de esta forma seguir la senda del imbatible barbudo guerrillero.

Yelandi Milanés

Licenciado en periodismo en la Universidad de Oriente. Labora en el semanario La Demajagua.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *