Reconoce Ministra de Salud en Bolivia impacto de la ayuda de Cuba

Por: Lizet Márquez Gómez

Ariana Campero, Ministra de Salud en Bolivia. / Foto: Lizet Márquez

Ariana Campero, Ministra de Salud en Bolivia. / Foto: Lizet Márquez

Ariana Campero fue de las primeras bolivianas que estudió medicina en Cuba. Muchas motivaciones la hicieron decidirse para llegar a un país socialista y formarse en una institución de prestigio internacional como la ELAM.

“Era otro tipo de formación también la que necesitaba y la que quería buscar. No necesariamente la medicina con una finalidad lucrativa y mercantilista, sino un poco consolidar y conocer otro tipo de salud, que creo que es el sueño en todas partes del mundo y de eso Cuba es bien reconocida a nivel mundial”, explica Campero.

Decidió volver para su servicio social en zonas rurales de Bolivia y le bastó poco tiempo para insertarse en la dirección del Ministerio de Salud hasta su promoción a Ministra a los 28 años, y dar continuidad a su compromiso político con el proceso de cambio en Bolivia.

“Ya de esa época hasta ahora son dos años ya de gestión como Ministra de Salud. Soy la Ministra más joven del gabinete actual y creo que de los once años de gestión del Presidente Evo. Es un gran reto pero además significa un triple esfuerzo, unas barreras gigantes que uno tiene que cruzar, porque aún hay que ir transformando varios conceptos coloniales sobre el ejercicio de la función pública. Pero bueno creo que hemos tenido una gestión muy movida, con muchos planes, muchas propuestas y proyectos y estamos avanzando en ellos, y considero una gran oportunidad que el presidente Evo me ha brindado, porque es muy extraño a nivel mundial de que una mujer, joven y graduada en Cuba asuma un rol como el que hoy estoy asumiendo como máxima autoridad de salud en un país,” continúa la Ministra boliviana.

Aunque diferentes, Bolivia y Cuba, el estado plurinacional encamina proyectos similares, como el programa Mi Salud.

“El programa Mi Salud viene a ser como el nieto de lo que es el Programa del Médico y la enfermera de la familia en Cuba. Hoy es una gran fortaleza para Bolivia y además llega a ser una representación viva de las transformaciones  en concepto del sistema de salud que busca consolidar nuestro proceso de cambio aquí en Bolivia”, explica la joven boliviana.

La Ministra considera una gran alianza la presencia en Bolivia de la Brigada Médica Cubana con gran impacto, especialmente los resultados de la Misión Milagro.

“En los últimos once años Operación Milagro ya hace 700 mil operaciones, atenciones médicas y vistas que devolvió a bolivianos que nunca pudieron acceder a un oftalmólogo por cuestiones financieras, de distancia, de acceso, etc.. Y otro de los programas bien bonitos que también nos siguen uniendo con Cuba es la Misión Moto Méndez, para las personas con discapacidad, una preocupación del Presidente Evo. Y se habla con Cuba, y como siempre Cuba nos da el apoyo, vino la brigada Moto Méndez, se hizo el diagnóstico de las personas con discapacidad en Bolivia, y eso nos ha permitido tener un avance en cuanto a las políticas integrales para las personas con discapacidad”, expresa Ariana Campero.

Uno de los mayores desafíos de la salud en Bolivia al decir de la Ministra es,  precisamente, conquistar un sistema de salud gratuito para todos.

“Ese creo que va a ser uno de los logros más grandes de nuestro proceso de cambio, cuando lleguemos a implementar el sistema único de salud que es la salud gratuita y universal, y creo que es el sueño de muchos y de muchas que trabajamos en la salud, y de quienes tuvimos la oportunidad de vivir en un país donde la salud es universal en todos los sentidos y gratuita en todos los sentidos. Es una situación bastante compleja, porque en Bolivia existe el sector público y el sector privado de la salud. Y creo que esa es la importancia de la Brigada Médica Cubana acá, porque indistintamente del lugar donde estén, del municipio donde estén, si es un gobierno autónomo del Oriente, del Altiplano, de los Valles, donde esté la Brigada Médica Cubana hace y brinda atención gratuita a toda la población. Nos apoyan con ferias de manera gratuita. Es un paso grande que hay que dar pero la presencia de la Brigada representa realmente un ejemplo, por el hecho de que no cobran un solo boliviano por la consulta médica a ningún paciente y además en el caso de las ferias, que el mismo presidente Evo ha impulsado en estos últimos seis meses, además de que son gratuitas creo que es ejemplificador porque hay especialistas que bajan con el pueblo, con los de más bajos recursos”, continúa Campero Navas.

El ejemplo de Fidel, y su presencia en la Escuela Latinoamericana de Medicina dejó profundas huellas en la joven boliviana.

“Yo me siento parte de la obra de Fidel, mi profesión yo la siento que es gracias a Fidel, y si algún día decidí irme a Cuba a estudiar fue porque escuchaba a Fidel como hablaba, cuáles eran sus sueños, su visión, y ha marcado mucho en la vida mía y estoy segura en la de miles de médicos que nunca soñaron, ni pensaron ser médicos, y hoy lo somos gracias al Comandante Fidel y no sólo en Bolivia sino en todo el mundo. Y creo que ha sido una situación que ha unido más al pueblo cubano como lo hemos visto desde lejos, sino que nos ha unido a muchos que estamos fuera de Cuba, y que queremos a Cuba y que queremos a Fidel. Incluso ahora recién cuando han promulgado la ley para que no se haga ninguna estatua o ningún homenaje posterior en nombres de instituciones o de obras, etc., después de que falleció creo que sigue dándonos ejemplo, a muchos que tenemos una postura política muy definida.  Y creo que las vidas que se están salvando en muchas partes del mundo creo que también se lo deben a Fidel.

Acerca del Autor

Lizet Márquez Gómez
Lizet Márquez Gómez

Licenciada en Periodismo (1995), Universidad de Oriente, Cuba. Trabaja como corresponsal en la provincia de Granma del Sistema Informativo de la Televisión Cubana.

Artículos Relacionados

Escriba un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *