¿Nuevo? color al humor en Cuba

Comparte
Carlos Gonzalvo (Profesor Mentepollo). / Foto: Valia Marquínez Sam
Carlos Gonzalvo (Profesor Mentepollo). / Foto: Valia Marquínez Sam

¿A qué cubano no le gusta reír? Hasta de sus propias desdichas fabrica chistes ingeniosos. Por eso es común ver repletas salas teatrales para disfrutar de la actuación de comediantes y más si son aquellos populares que aparecen con cierta frecuencia en la televisión.

Desde hace dos años, la provincia de Granma se privilegia con la sede de la Jornada Nacional Humoráculo que auspicia el Centro Promotor del Humor (CPH) y que este año tendrá una nueva edición como las otras cinco citas humorísticas que se desarrollan en igual número de provincias cubanas.

Entre meses, llegan hasta acá cultores del humor en la isla “programados” por eventos culturales (fiestas populares), deportivos (“La cultura es un batazo”), giras nacionales y estrenos como el que acaban de regalarnos Carlos Gonzalvo (Profesor Mentepollo) y Ángel García (La Pía y Antolín el Pichón) con ese “Puro Cubano”.

Ambos tratan de dar otro “color” al género en la nación, provocador de carcajadas pero cargado, últimamente, de obscenidades y de irrespeto a los públicos.

Ángel García (La Pía y Antolín el Pichón). / Foto: Valia Marquínez Sam
Ángel García (La Pía y Antolín el Pichón). / Foto: Valia Marquínez Sam

“Yo mismo me tengo prohibido – dice Antolín- decir mala palabra y meterme con la gente. Comparto con muchas personas desde el escenario pero las respeto. Hay muchos humoristas que la mala palabra le queda bien, a Álvarez Guedes le quedaba muy bien, pero hay un abuso en ese sentido, en el llamado “cuero”. Los públicos pagan para verte no para que te metas con ellos. Además a mis presentaciones acuden niños con los cuales también me gusta compartir la interpretación de guarachas populares como Con medio peso”

Esa es la premisa de trabajo de uno de los artistas más importantes del humor vernáculo cuya esencia en los últimos 30 años ha sido estar apegado a las raíces campesinas.

La forma y el contenido de los espectáculos humorísticos en el país han ido variando con los años, pero un tema recurrente es el de la crítica social.

Carlos Gonzalvo (Profesor Mentepollo). / Foto: Valia Marquínez Sam
Carlos Gonzalvo (Profesor Mentepollo). / Foto: Valia Marquínez Sam

“Aunque parezca contradictorio- toma la palabra Gonzalvo- yo hice durante bastante tiempo en la TV, una sátira social muy fuerte pero ya es hora de salir un poco de esos asuntos de nuestro entorno tan burlados como son los baches, la libreta de abastecimiento, la homosexualidad… de los cuales tantos ríen aún, para refrescar con ese humor criollo, cubano y esa frescura de reírse de lo más natural, de lo más blanco. De ahí que haya aprovechado la nueva campaña del CPH El buen humor tira pa´l monte para lanzar mi más reciente espectáculo”

  • ¿Cuándo salen al exterior de qué disfruta el público?

Fuera de Cuba – precisa Antolín- trato de hacer lo mismo que en mis actuaciones nacionales. He ido a países como Estados Unidos, Colombia, Panamá… he cambiado palabras y el efecto no es el mismo porque allá quieren verte como tú eres, no falsear”

“En estos momentos – interrumpe Gonzalvo- no pocos cubanos residentes en EE.UU y Europa han solicitado disfrutar de este show que recrea pasajes risibles de los habitantes del campo y sé que va a funcionar perfectamente y estoy muy contento de haberlo hecho”

El encuentro con los humoristas se torna más animado y es momento de preguntar al profesor Mentepollo acerca de su ausencia prolongada en televisión.

“He estado fuera de la pequeña pantalla para dedicarme a preparar espectáculos, los últimos en el Karl Marx han estado bajo mi dirección. Aproveché el tiempo para actuar en el cine en varias películas que me había proyectado. Además preparo una gira internacional por Francia, España e Italia para el mes de marzo y acabo de terminar un personaje, muy simpático, para una nueva serie de televisión acerca de la lucha contra bandidos, la historia del Escambray contada desde otra óptica y dirigida por Alberto Luberta Martínez”

A viejas fórmulas para hacer reír acuden estos dos populares comediantes a los cuales los públicos premian con el aplauso en cada salida a escena. El cubano seguirá riendo de sus propios males pero agradece propuestas con matices costumbristas, esos que tanto lo emocionaron en décadas pasadas y no pasan de moda ni agreden al espectador.

Valia Marquínez Sam

Periodista del Canal Golfovisión, Manzanillo, Granma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

sixteen − fourteen =