Fidel vuelve a la Sierra Maestra (II)

Comparte
Dan Rather, de la Cadena CBS, Fidel y Amado Hamut a la derecha.
LA ORGANIZACIÓN DE LA VISITA

Amado Hamut Moreno, quien se desempeñara en aquellos momentos como primer secretario del Comité provincial del Partido en Granma, años después del acontecimiento narra detalles de la organización de la visita a la zona serrana.

Precisa que en una de las reuniones que el Comandante en Jefe desarrollaba mensualmente sobre la zafra azucarera en La Habana, le comunicó que tenía necesidad de hablar un asunto con un él.

Minutos después se encontraban en la oficina del líder histórico de la Revolución, donde éste le habla acerca de una entrevista que concedería a periodistas y directivos de la cadena norteamericana CBS.

‘’Me dice -precisa- que el objetivo era hablar de la lucha revolucionaria y que el había pensado que el mejor lugar para la entrevista era la Comandancia de La Plata por tratarse de un lugar histórico por el cual sentía mucho cariño y que por ser privada no se daría información al respecto.

‘’Dos o tres días más tarde, de la oficina en La Habana confirman la visita y me piden adopte las medidas de aseguramiento,… que llegaría por el aeropuerto de Manzanillo y que lo esperara en zonas Altos del Naranjo, en la Sierra Maestra, del municipio Bartolomé Masó.

‘’Allí aguardaban los periodistas y el compañero Pedro Álvarez Tabío, director de la Oficina de Asuntos Históricos del Consejo de Estado. Luego subió a Altos del Naranjo donde tuvo lugar la entrevista con los norteamericanos. Finalizada le expliqué que almorzaríamos en la Villa Turística de Santo Domingo.’’

Amado Hamut Moreno, quien se desempeñara en aquellos momentos como primer secretario del Comité provincial del Partido en Granma. / Foto: Pedro Mora

Hamut refiere que por motivo del pequeño espacio del salón seleccionado para el almuerzo tuvieron que organizar dos bloques de mesas decisión preocupante para Fidel quien indaga:

-¿Qué es lo más socialista, almorzar así o todos juntos?

Amado le respondo que juntos. Entonces le pide procedan a unirlas para iniciar el almuerzo.

‘’Aprovechando que estábamos sentados frente a frente a la mesa. Le comunico que el central Bartolomé Masó ese día cumplía su plan de producción y que era importante si tuviera una oportunidad pasáramos por allí. Me respondió que no, pues era una visita privada y no estaba planificado.

‘’Continuamos conversando sobre diversos temas y al poco rato me pregunta sobre el nombre del central. Se lo digo y le recuerdo que cerca de donde dejaron los helicópteros. Me dice prepara que vamos a llegar allí. Así se lo comunico a Oscar Torres, primer secretario del Partido municipal y a Enrique Valcárcel, director del ingenio’’

El encuentro con los trabajadores tuvo cenca del área de los molinos. Conversa sobre la importancia de la producción azucarera y envía un caluroso saludo al pueblo granmenses.

‘’La valoración de la visita -señala Hamut Moreno- fue positiva pues consideraba que el objetivo se había cumplido y se marchaba contento con lo visto y la acogida de los serranos.’’

Amado expresa que tuvo incontables encuentros con el Comandante en Jefe. El primero había sido en el año 1973 cuando siendo dirigente estudiantil de la FEEM, por orientaciones del Comandante Juan Almeida estuvo en los aseguramientos del recibimiento del Primer Secretario del Partido de Checoslovaquia, en Santiago de Cuba.

En el aeropuerto santiaguero Fidel le pregunta a Almeida:

-¿Quién es este muchachito.

-Es el presidente de la FEEM de Oriente –responde el Comandante de la Revolución.

‘’Entonces me formula numerosas preguntas que le respondo. Luego siendo primer secretario del Partido en Granma nos veríamos muchas veces en los chequeos de la zafra azucarera y en otras actividades.

‘’El Comandante en Jefe siempre hablaba con cariño de la provincia y sobre todo, de la ayuda recibida de los campesinos de la Sierra Maestra. El apoyo brindado al Ejército Rebelde. Por eso se refería con mucho cariño al territorio y a su pueblo.

‘’Para mi la noticia de la pérdida física de Fidel fue terrible. No lo creía porque para nosotros era inmortal. No esperábamos que eso pudiera ocurrirle. Ahora el compromiso es muy grande pues nos entregó una Revolución en el poder y nuestro principal compromiso es mantenerla y continuarla. Es lo que debemos trasmitir a los jóvenes.’’

Así lo recuerdan también aquellos que desbordante de alegrías lo saludaron fraternalmente un 10 de abril de 1996 en territorio del revolucionario municipio de Bartolomé Masó.

Fotos: Pedro Mora y Ángel Cordoví

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *