Accidentes en el hogar: muertes prevenibles

Los accidentes de los pequeños en el hogar siempre pueden evitarse.

Aunque Granma muestra una tasa de mortalidad infantil de 3,9 por cada mil nacidos vivos, cifra envidiable para muchos países, aquí los especialistas están insatisfechos.

Estos números, no sólo hablan bien de la educación para la salud en la isla, también cuentan el dolor de muchas madres que perdieron a su bebé por accidentes en el hogar.

“Le fui a dar el pecho, me acosté con ella y me quedé dormida, y cuando le di la espalda…a las dos y media de la mañana más o menos yo me despierto…y ya la niña tenía sangre en la boca…llamaron a la ambulancia, pero…ya era tarde…y ya hace un año y tres meses que yo la enterré…”, comenta con los ojos llenos de lágrimas Oslaida Paneque Aldana, adolescente de 16 años de la comunidad Los Chungos, de Bayamo.

También el territorio muestra cifras elevadas en el embarazo en la adolescencia.

“Estamos trabajando en este tema intencionalmente, en aristas como son la educación a la familia, que es el método ideal para el diagnóstico preventivo de estas lesiones no intencionales, o accidentes, educando a la familia en las técnicas adecuadas de la lactancia materna, cómo acostar a nuestros bebés, cómo manejarlos en el hogar, “, nos dice la Doctora Mariela Véliz, Jefa del Programa Materno Infantil en la provincia de Granma.

Más allá de lo que el sistema de salud logra con su quehacer cotidiano en las comunidades, la influencia en el hogar es decisiva.

“Yo estoy embarazada otra vez, tengo cuatro meses de embarazo, y…a todo el mundo yo le recomiendo que por nada en el mundo fueran a acostar a su bebé en la cama, ni para cambiarle el pañal…”, continuó la joven bayamesa llena de dolor.

“Yo quisiera que ellos tuvieran ese otro bebe para que aquella experiencia se le fuera de la mente”, susurra entre dientes la abuela del esposo de Oslaida, María Hernández.

La provincia continúa su labor preventiva de forma integral porque las cifras ilustran resultados buenos, pero también hablan de decisiones familiares erradas.

Síganos en las redes sociales:

Lizet Márquez Gómez

Máster en Ciencias de la Comunicación. Licenciada en Periodismo (1994), Universidad de Oriente, Cuba. Trabaja como corresponsal en la provincia de Granma del Sistema Informativo de la Televisión Cubana.

Deja un comentario

Facebook
Facebook
YouTube
YouTube
Instagram
RSS
Follow by Email