Cristiano es la ‘bestia blanca’ del Atlético

Foto: Reuters / Susana Vera

MADRID — El mismo día en que Cristiano Ronaldo celebraba por todo lo alto convertirse en el primer hombre en llegar a los 100 goles en Champions League, Atlético de Madrid también tenía su festejo: el tanto que marcaba el centenario en la cuenta del club en los 68 partidos que ha disputado en el torneo desde que adoptó su actual formato en 1992. Con el tanto 100, Cristiano selló su contribución de cinco goles para eliminar al Bayern Munich por 6-3 en la ronda de cuartos de final y llegar a siete en lo que va de la campaña europea.

La eliminatoria confirmó su vuelta en grande y le permitió un récord más: es el máximo goleador en el clásico europeo con nueve goles en seis partidos.

A Cristiano le gustan esos partidos cargados de gran simbolismo. Y en las últimas cuatro temporadas europeas, ninguno como el Atlético.

El luso es el último ‘gran héroe’ del derbi madrileño en Europa, que vivirá su quinta edición europea en las semifinales de la Champions League que se disputarán los próximos 2 y 10 de mayo; la ida en el Santiago Bernabéu y la vuelta en el Vicente Calderón.

Cristiano es el máximo goleador histórico del derbi con 18 tantos en 27 encuentros, incluyendo el triplete del primer choque madrileño de la presente temporada. Sin embargo, solo le ha marcado un tanto en Champions League. Bastó y sobró – significó el 4-1 con que el Real Madrid venció a su vecino para proclamarse campeón por décima ocasión en 2014. No fue un acto heroico, pero sí un paso personal hacia la historia pues fijó así el récord de 17 goles en una sola campaña europea. Por eso lo celebró como si del gol definitivo se tratase.

Su momento de gloria frente al Atlético vino dos años después, convirtiéndolo en el último gran ‘héroe’ del derbi en Europa.

El luso puso desde los once pasos el punto final a una dramática final. El Madrid había comenzado acariciando el cielo con el gol de Sergio Ramos que significó el 1-0 al minuto 15. Sin embargo, el empate de Carrasco al 80 obligó a una dura y tortuosa prórroga que desembocó en una tensa tanda de penales.

Tres lanzamientos impecables por bando. Lucas Vázquez, Marcelo y Gareth Bale por un lado; Griezmann, Gabi y Saúl por el otro. Ramos marcó el cuarto para el Madrid y cuando Juanfran acomodaba el balón, se percibía ya la muerte súbita. Pero el lateral rojiblanco falló. San Siro aguantó la respiración Cristiano no había hecho gran cosa durante el partido – la férrea defensa rojiblanca apenas le permitió paso – y había acabado con gran frustración. Con toda la presión y las miradas del mundo puestas en él, Cristiano avanzó hasta el punto penal y con decisión batió a Jan Oblak. San Siro enloqueció. Era su gol el que daba la ‘undécima’ al Real Madrid.

Aquel fue el último de los cuatro choques continentales entre los dos equipos madrileños. Cada uno de ellos se ha pintado de blanco, para frustración rojiblanca, y en tres ocasiones el Real Madrid se ha proclamado campeón a costa de su vecino. Y en cada uno, ha habido un héroe que ha llevado al equipo merengue a la gloria.

Sergio Ramos marca sobre la hora el gol del empate para Real Madrid en la final de la Champions League frente a Atlético Madrid. En el alargue Real Madrid se impondría por 4 a 1. / Foto: Getty Images
EL MINUTO 93 DE RAMOS

Significativo como pocos, Sergio Ramos, quien se consagró como talismán merengue en 2014. Madrid controlaba y lo había intentado todo – acabó con 21 disparos – pero en cada ocasión se estrellaba con un muro, ya fuera la defensa o los vuelos espectaculares de Thibaut Cortois . Al Real Madrid se le escapaba el trofeo de las manos. Estaba a punto de caer en la final por primera vez desde que la Champions adoptó el actual formato, luego de que Diego Godín, en un tiro de esquina, marcase el 1-0 para el bando rojiblanco.

Se cumplía el tiempo reglamentario y Madrid era una fiesta rojiblanca, pues ya se hacía campeón al bando del Manzanares. Pero entonces llegó el mítico minuto 93. Con los once hombres de Simeone metidos en el área, Sergio Ramos se elevó todo lo que pudo para marcar el 1-1 con un cabezazo forzando así la prórroga. Hundió al Atlético en su peor pesadilla, que ya no sabía ni cómo defender. Vino después ese pase glorioso de Di María que acabó con otro cabezazo, el de Gareth Bale; un monumental esfuerzo de Marcelo para el 3-1 y, como colofón, el tanto de Cristiano desde el punto penal después de ser derribado por Gabi. Su histriónico festejo. Y el de Xabi Alonso en la banda. La décima, que no habría sido posible sin el vuelo del capitán.

Chicharito Hernández festeja tras marcar el gol del triunfo de Real Madrid. / Foto: Getty Images
EL MOMENTO DE GLORIA DEL CHICHARITO

No hay en la zona blanca de Madrid quien no recuerde con cariño a Javier Hernández. Su paso fugaz por el cuadro merengue durante la temporada 2014-15, en que figuró someramente como jugador número 12, quedó marcado con un gol histórico, el que clasificó al Real Madrid a la semifinal. Tras un insípido 0-0 en la ida, disputado en el Vicente Calderón, Real Madrid se jugaba todas sus cartas sin dos tercios de su ‘tridente’ en ataque, Karim Benzema y Gareth Bale, ambos lesionados.

Chicharito, que apenas contaba para el técnico y ni siquiera entró en convocatoria para la ida, ocupó el lugar del francés. El partido fue una agonía para los blancos, que como suele ocurrir contra el muro de Simeone, no encontraban por dónde hacer daño, y en especial Chicharito, que había fallado todas las que había tenido. Los 22 se mentalizaban ya para los tiempos extra cuando a dos minutos de final, Cristiano se internó en el área del Atlético y le puso un pase perfecto al mexicano, que con sólo empujarla puso el 1-0 definitivo. Fue su único tanto europeo en toda la campaña, pero sirvió para clasificar al Madrid a la semifinal, donde ya no pudo hacer nada para evitar la eliminación tras una derrota por un global de 3-2.

Alfredo Di Stéfano fue el gran crack argentino del Real Madrid. / Foto: Getty Images
DI STÉFANO GUÍA EL CAMINO A LA CUARTA

Como no podía ser de otra manera, el primer hombre decisivo en el derbi ‘europeo’ fue Alfredo Di Stéfano, se echó al Real Madrid a las espaldas para vencer por 2-1 al Atlético en la semifinal de 1959. La eliminatoria de semifinal requirió de un partido de desempate luego de una victoria por 2-1 de los merengues en la ida y una derrota por 1-0 en la vuelta. El escenario, Zaragoza, donde Di Stéfano abrió el marcador al minuto 15 tras combinarse con Gento y Mateos. Igualó otro histórico del bando contrario, Collar, quien había sido el verdugo merengue una semana antes. Sin embargo, la saeta siguió insistiendo hasta habilitar a Puskas para que pusiera el 2-1 definitivo.

Tomado de ESPN Deportes

Síganos en las redes sociales:

CNC TV Granma

Equipo de reporteros de la CNC Televisión Granma. Trabajamos para nuestra programación habitual y también para la versiones digitales de nuestro medio.

Deja un comentario

Facebook
Facebook
YouTube
YouTube
Instagram
RSS
Follow by Email