Alto productor de leche en Granma reta los efectos devastadores de la sequía

Comparte
Humberto Labrada

La agricultura granmense cumplió sus planes de entrega de leche a la industria en 2016, con el apoyo incondicional de campesinos como Humberto Labrada.  En su finca El Progreso, ubicada en la comunidad de Caridad del Dátil, en Bayamo, Labrada pastorea 70 vacas de  las cuales ordeña menos de la mitad por estos días.

“El plan que tiene la finca es de 47 mil 800 litros, pero estamos seguros que como ya está pasando la seca lo vamos a superar, y eso es un compromiso mío como campesino, los ordeñadores que trabajan conmigo aquí”, explica Labrada.

La sequía ha influido en sus tierras como en todas las del territorio oriental. Aún así este año se ha propuesto entregar más de 50 mil litros.

“En estos momentos, que estamos saliendo de la seca, estamos picando los cinco litros por vaca cada día, hay 33 vacas en ordeño y la finca está produciendo total 155 y estamos entregando 146 litros a la industria.  Con otra vaca que para, llegamos a los 150 litros”, comenta el bayamés.

Para Humberto la ganadería tiene muchos secretos.

“El ganado necesita mucho trabajo y mucha atención, porque si UD. es bueno produciendo comida y no le mantiene el agua todo el tiempo no hace nada,   y si le mantiene la comida y el agua y no tiene medicamentos ante las enfermedades que vienen en la seca como la garrapata, los ácaros, y otras, tampoco hace nada, y el animal tiene que tener salud, y principalmente tiene que ser de forma preventiva”, explica con seguridad el campesino.

Labrada cumple al pie de la letra las exigencias para mantener la calidad de la leche que entrega a su Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS), Niceto Pérez García.

“Aquí se empieza a ordeñar a las tres de la mañana, porque a las seis la leche tiene que llegar a tiempo a la recogida cuando pasa el carro.  Y llueva, haga frío o calor hay que ordeñar las vacas…yo creo que cada persona decide su oficio, y este tiene que gustarle al que lo hace porque de lo contrario no se logra”, confirma.

La Cooperativa de Créditos y Servicios a la que pertenece logró casi duplicar sus planes en 2016.  Labrada representa el 60 por ciento de lo que la base productiva entrega, según asegura Jesús Santos, Presidente de la CCS.

La provincia de Granma deberá entregar a la industria a finales de año unos 22 millones de litros de leche, esfuerzo sólo posible si todos los productores asumen su misión con el mismo sentido de responsabilidad del ganadero bayamés.

Lizet Márquez Gómez

Máster en Ciencias de la Comunicación. Licenciada en Periodismo (1994), Universidad de Oriente, Cuba. Trabaja como corresponsal en la provincia de Granma del Sistema Informativo de la Televisión Cubana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *