Payasos terapéuticos en busca de sonrisas

Comparte
Foto: Diana Iglesias

Dos representantes del proyecto Payasos Terapéuticos de la Asociación Hermanos Saíz de Camagüey visitaron el municipio de Niquero, al sur este de la provincia de Granma para compartir la hermosa experiencia en la contribución al bienestar de niños y niñas enfermos de cáncer.

La iniciativa surge en la tierra de los tinajones y viajó hasta Granma en las mochilas de Junior Vergara, músico, actor y productor, y Reinier Martínez Suárez, fotógrafo y productor, devenido actor.

Intercambiar con otros jóvenes artistas, realizadores audiovisuales y mostrar cuanto puede lograr la actuación, la fotografía, los juegos y la risa cuando tienen como propósito rescatar la salud humana, en especial de pequeños con enfermedades crónicas.

Foto: Diana Iglesias

El equipo de payasos terapéuticos liderados por Lianet Risco Cruz, actriz de primer nivel, lleva esperanzas y sonrisas cada tarde de miércoles a las salas de hematología y oncología del Hospital Pediátrico Eduardo Agramonte, en la tierra del Mayor, donde intercambian con alrededor de diez pacientes y sus familiares.

A veces, el dolor o la inmunosupresión se erigen como barreras entre los payasos y el disfrute de los niños. Aislados por cristales, los pequeños esperan que estos sean franqueados por los artistas con ingeniosidad, para llevarles momentos especiales a quienes inconscientes de las causas de su aislamiento, inspiran al crecimiento personal de los artistas.

Disminuir, atenuar o eliminar el estrés pos traumático por el sometimiento a tratamientos prolongados, con procederes invasivos y difíciles de comprender para niños y niñas, es el principal propósito de estos chicos cargados de sensibilidad.

Entrenados por el contacto cotidiano con los retos que impone la vida y con algunos referentes básicos obtenidos por Lianet Risco Cruz en el taller ofrecido por actrices de La colmenita en julio de 2016, socializado con el resto del equipo; los payasos terapéuticos de Camagüey desean sumar otros miembros a su grupo.

Un diario con los sentimientos, cambios, síntomas, ánimos y parámetros médicos de los chicos, llevan los payasos, recurso útil para la interrelación individualizada. Saber que muchas veces ofrece la triste noticia de que los niños no pueden participar en los juegos y por ellos lo hacen entonces sus padres, sometidos a fuertes sobrecargas emocionales por la prolongada hospitalización de sus hijos, la dureza del diagnóstico y la incertidumbre del pronóstico de la enfermedad. Para ellos también trabajan estos actores.

Poco a poco se hacen necesarios. Curar a través del amor, es precepto humano enunciado desde el surgimiento del cristianismo, incorporado por el médico norteamericano Patch Adams hace más de cuatro décadas, pionero de la actuación terapéutica en el mundo, este payaso atesora experiencias en Rusia, Bosnia, Perú, Argentina, México, Uruguay, Ecuador, Chile, Canadá, Australia, entre otros.

Las jornadas suelen estar repletas de emociones, inician con el agotador proceso de desinfección de juguetes y medios, imprescindible para comenzar. También deben pedir permiso para entrar en las salas, sobre todo para no asustar a los nuevos pacientes.

Lianet, Reinier y Yunior trabajan por amor para acompañar a quienes padecen dolor físico, pero tienen enormes ganas de vivir y sus conciencias están ajenas al peligro que entraña llevar células en desorden dentro.

Lo hacen con total desinterés, nada comercial los ata a estas prácticas enriquecedoras, que como seres humanos los hace mejores. Esperan dar a conocer entre otros jóvenes actores, la inmensidad que sienten al recibir el agradecimiento de padres y niños hospitalizados, única razón verdadera por la que van cada semana en busca de esas sonrisas.

Diana Iglesias

Licenciada en Psicología, Universidad de Oriente 1998. Escritora de programas dramatizados históricos para la radio. Periodista en la redacción de la Oficina Cultural Ventana Sur. Colabora con las páginas web de La Demajagua, Crisol, AHS, CNC TV , ACN. Realizadora audiovisual, documentalista. Promotora cultural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *