Santiago en el camino,  ¡vencer o quedar en el intento!

Comparte

Si Granma sale por la puerta de atrás del Mártires de Barbados, en el crucial compromiso que inició hoy frente a Santiago de Cuba, es muy poco probable que pueda aspirar a uno de los dos boletos en disputa para la pos temporada de la IV Serie Nacional de Béisbol Sub 23, en la Zona oriental.

Pero si los discípulos del manager Guillermo Avilés Boza logran un balance favorable –digamos 3-1- ante los indómitos, sus posibilidades de ir a los play off serían más alcanzables, independientemente de que les restaría la última subserie frente a un Holguín, que también busca afanosamente la clasificación, y que en el Grupo C Camagüey tiene un camino menos escabroso para cerrar la temporada.

En los últimos dos compromisos,  los granmenses acumularon un responsable balance de seis victorias y dos derrotas. Primero sortearon el duro escollo que significaban los agramontinos (3-1) y más reciente, los de casa regresaron de Guantánamo con un esperado 3-1, que posibilitó igualar en cantidad de victorias y derrotas con los camagüeyanos (19-13) en el segundo lugar, pero por delante de estos por imponerse en el compromiso particular entre ambos.

El dual meet contra los santiagueros es en extremo complicado. Los de la Ciudad Héroe han dominado con amplitud la zona (23-9), aunque en sus últimas presentaciones encajaron varios reveses al punto que los de casa podrían alcanzarlos en el primer lugar si lograran barrerlos (algo bastante difícil).

No obstante, recordemos que en la primera vuelta, en la agrupación del este, solamente Granma pudo arrancarles una victoria a sus rivales de turno.

Ambos conjuntos aparecen con promedios ofensivos muy similares. Los visitantes batean para 295, con 49 tubeyes, 12 triples, 16 cuadrangulares y una producción de 198 carreras. Mientras que los granmenses conectan para 291, son los líderes en biangulares, con 71, han disparado ocho triples, 13 bambinazos y 175 producidas.

En el pitcheo tampoco hay grandes diferencias; aunque también marchan mejor los líderes del torneo. El staff rojinegro trabaja para 3.10 de efectividad, 1,19 WHIP, le batean 235 AVE, con 168 ponche y 92 boletos.

Sus rivales tienen problemas con el control. Han caminado gratis a 117 bateadores; no obstante, abanicaron a 161. Además, lanzan para 3,33 ERA, acumulan 1,37 WHIP y le batean 255 AVE.

Si ofensiva y pitcheo se comporta como hasta ahora será un compromiso muy interesante. Sin embargo, la gran diferencia entre ambas selecciones está en la defensa. Los santiagueros han cometido 26 errores (978 AVE), en tanto los granmenses acumulan 47 (963 AVE), a más de uno por desafío.

Ibrahín Sánchez Carrillo

(Buey Arriba, Cuba, 1969) Licenciado en Periodismo, Universidad de Oriente, Santiago de Cuba (1995). Reside en Bayamo, Cuba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *