Ejercicio Meteoro en Granma (+Fotos y video)

Comparte
Federico Hernández Hernández, Presidente del CDP, expresó que constituye prioridad la atención a todo esto, más en el territorio de Granma, el cual incluye parte de la Sierra Maestra, donde pueden ocurrir grandes deslizamientos de tierra por un sismo; la llanura del Cauto, favorable para acumulaciones de mucha agua en caso de lluvias intensas, y el litoral, en el cual existe el peligro de las penetraciones del mar. (ACN)

El ejercicio Meteoro 2017 se desarrolló en todos los municipios de la provincia de Granma con el objetivo de fortalecer las capacidades del territorio para enfrentar sismos de gran intensidad, huracanes, la sequía y eventos  de desastres de origen sanitario.

Representantes de los órganos de dirección en todos los niveles  en la provincia de Granma evaluaron lo sucedido en el territorio durante el año 2016 para reducir riesgos, enfrentar sismos de gran intensidad, huracanes, la intensa sequía, y eventos sanitarios.

El 2016 fue el año más crítico del último lustro, cuando se reportaron 101 milímetros de lluvia menos con relación a la media histórica granmense.

Hoy los embalses de la provincia acumulan el 39 por ciento de su capacidad total, que es de unos 940 millones de metros cúbicos de agua.

De ahí que el Consejo de Defensa Provincial analizara las acciones que aún se implementan en el territorio, y se ilustró a través de conferencias la situación meteorológica, qué hacer ante grandes incendios, catástrofes, o un complejo escenario en el ámbito higiénico sanitario.

De acuerdo con los estudios de peligro, vulnerabilidad y riesgos, Granma pone en práctica acciones para proteger a la población, tanto en las zonas montañosas, las llanuras del Cauto y el Litoral.

El meteorólogo Marcelo Cid Zayas dijo que, aunque el pueblo de Granma, como el de toda Cuba, ya tiene una cultura en el enfrentamiento a ciclones tropicales, resulta necesario mantenerse alerta, pues, por ejemplo en el año 2016 se formaron 15 tormentas tropicales y huracanes, incluido Matthew, el cual afectó la provincia de Guantánamo.(Texto ACN, Foto: CNCTV)

Como parte de la primera jornada del  Ejercicio Popular Meteoro 2017, el cual concluirá mañana, Everto Hernández Surós, coordinador del centro nacional de investigaciones sismológicas en Granma, impartió una conferencia sobre el riesgo de terremotos en la provincia.

Ante miembros del CDP y directivos de diferentes sectores, Hernández Surós destacó que el peligro sísmico es muy alto aquí, y desde el año 2010 aumentó la actividad de ese tipo, aunque no ha ocurrido alguno de gran intensidad.

Refirió que, durante el 2016 se registraron 61 eventos perceptibles, una cifra muy alta, pues el promedio de cada año suele oscilar entre 20 y 25.

“Ese incremento debe ser incentivo para elevar la preparación, conscientes de que en caso de uno fuerte será preciso actuar con mucha rapidez, pues no se puede predecir la ocurrencia de ninguno”, expresó.

El meteorólogo Marcelo Cid Zayas dijo que, aunque el pueblo de Granma, como el de toda Cuba, ya tiene una cultura en el enfrentamiento a ciclones tropicales, resulta necesario mantenerse alerta, pues, por ejemplo en el año 2016 se formaron 15 tormentas tropicales y huracanes, incluido Matthew, el cual afectó la provincia de Guantánamo.

Precisó que ese fenómeno, el más intenso de la temporada, cambió de categoría tres veces en apenas 24 horas, lo cual puede ser letal si la población no tiene rapidez para ultimar detalles, pues esos cambios exigen pasar muy rápido de una fase de preparación a otra.

Federico Hernández Hernández, Presidente del CDP, expresó que constituye prioridad la atención a todo esto, más en el territorio de Granma, el cual incluye parte de la Sierra Maestra, donde pueden ocurrir grandes deslizamientos de tierra por un sismo; la llanura del Cauto, favorable para acumulaciones de mucha agua en caso de lluvias intensas, y el litoral, en el cual existe el peligro de las penetraciones del mar.

Para mañana, están planificadas actividades prácticas, dirigidas a la ejercitación de la población y los organismos, según los peligros y vulnerabilidades en cada territorio.

Nereida Fonseca, licenciada en Economía, señaló a la Agencia Cubana de Noticias que resulta muy importante realizar todas estas acciones, pues se prepara más para  situaciones de ese tipo, cuando ella suele ponerse nerviosa.

El Meteoro en Granma estuvo precedido por la semana para la reducción de desastres, durante la cual se trabajó en la eliminación de vulnerabilidades en empresas, entidades económicas y sociales, y barrios, donde se realizaron limpieza de azoteas, zanjas, tragantes, poda de árboles y reforzamiento de las cubiertas ligeras.   (ACN)

Lizet Márquez Gómez

Máster en Ciencias de la Comunicación. Licenciada en Periodismo (1994), Universidad de Oriente, Cuba. Trabaja como corresponsal en la provincia de Granma del Sistema Informativo de la Televisión Cubana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *