Restauran importante sala histórica en Bayamo

Comparte
Foto: Diana Iglesias

La sala museo Los asaltantes de Bayamo, recibe una restauración total y reabrirá sus puertas el próximo 26 de julio cuando esté cumpliendo 35 años como museo y celebren los cubanos el día de la Rebeldía Nacional en el aniversario 64 del asalto a los cuarteles Moncada de Santiago de Cuba y otrora Carlos Manuel de Céspedes de la Ciudad Monumento.

El sitio donde la noche del 25 de julio de 1953 una veintena de combatientes se alistaron para atacar el escuadrón 13 de la guardia rural, y recibieron la visita de Fidel Castro, líder del movimiento revolucionario que un año después tomaría el nombre de la inolvidable fecha del 26 de julio, recibe la reconstrucción en sus añejas paredes por trabajadores de una cooperativa no agropecuaria.

Otrora Hospedaje Gran Casino, el local era de propiedad privada hasta que pasa a los fondos del gobierno revolucionario y se decide erigir un museo en recordación de la fecha heroica y sus protagonistas. Razones por las que se pinta con el color gris y permanece el cartel de se vende en el extremo derecho de la fachada de la edificación.

Se contemplan además otros objetos de obra, como el restauración de los baños, habitaciones, el patio y el entorno de la sala museo que se emplea para actividades culturales comunitarias, las oficinas y el techo del inmueble, que se pintará con el color originalmente concebido en el momento de los hechos históricos allí ocurridos.

Ana Regla Mola directora del Parque Museo Ñico López, donde estuviera el cuartel atacado por los revolucionarios, explicó que además la sala Los asaltantes llevará un nuevo montaje museológico y museográfico para hacerlo más atractivo a los diversos públicos, de manera especial los niños, adolescentes y jóvenes.

Foto: Diana Iglesias

Las vitrinas contendrán nuevas iconografías, y se añadirán imágenes del Comandante en Jefe, quien en una de las habitaciones del hospedaje sincronizara los relojes con Antonio Ñico López para comenzar el ataque en las dos ciudades a las cinco y cuarto de la mañana del día 26 de julio.

Entre los nuevos elementos museológicos que resaltan del montaje previsto se encuentra la restauración del bar que tuviera el local en 1953, con equipo de refrigeración, vasijas, radios y otros elementos de la época. Se mostrarán además objetos personales de la veintena de jóvenes revolucionarios que pernoctaron en la gloriosa fecha, la mitad de los cuales fueron asesinados en esos días.

El Gran Casino Hospedaje fue alquilado varios días antes por el santiaguero Renato Guitart Rosell, con el pretexto de abrir junto a unos amigos un negocio de cría de pollos, relato que les permitió reconocer el entorno del cuartel, incluso hacer fotografías y esperar al resto de los compañeros que arribaron durante el día 24 y 25 de julio de 1953 a Bayamo.

La restauración de la Sala Los Asaltantes y su nuevo montaje, permitirá el mejor conocimiento de la historia del 26 de julio en Bayamo, y podrá ser visitado de forma espontánea o dirigida, con guía o sin este servicio, por separado o como complemento a la visita del Parque Museo Ñico López con quien conforma un complejo histórico de relevancia para la nación.

Foto: Diana Iglesias

Diana Iglesias

Licenciada en Psicología, Universidad de Oriente 1998. Escritora de programas dramatizados históricos para la radio. Periodista en la redacción de la Oficina Cultural Ventana Sur. Colabora con las páginas web de La Demajagua, Crisol, AHS, CNC TV , ACN. Realizadora audiovisual, documentalista. Promotora cultural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *