Hablar de nuestra realidad

Comparte
Foto de la autora

¨Sensibilización y comprensión son las acciones que generan hablar de nuestra realidad, no es lo mismo que les cuente otra persona, que nosotros, jóvenes, iguales que ellos, llenos inquietudes¨

Con mirada tierna y hablar pausado en español, de claro acento francófono, el joven mira a los ojos de sus interlocutores cuando les habla y responde sin dilaciones a preguntas o afirmaciones.

Es Carlos, nombre hispano de Charles-Antonine Leboeuf, joven canadiense de 20 años y estudiantes de ciencias políticas que por estos días visita Bayamo, capital de la provincia de Granma, como parte del Comité de Solidaridad Trois-Riviére y el programa Quebec sin fronteras que fomenta la ayuda internacional.

Junto a otros 7 compañeros, se encuentran en la Ciudad

Antorcha desde finales de junio con el objetivo de colaborar en la prevención de las infecciones de transmisión sexual y el VIH/Sida, intercambiar experiencias de trabajo comunitario y promover los derechos de las personas gays, lesbianas, transexuales, bisexuales e intersexuales.

Es la segunda experiencia de dar su testimonio en Bayamo, de cómo la organización a la que pertenece va a las escuelas secundarias y preuniversitarias para dialogar con los adolescentes y jóvenes a cerca de la diversidad sexual y los derechos sexuales de los seres humanos.

Lo hace con desenfado, aunque reconoce que es difícil comenzar, pues es una conversación hacia lo íntimo de la vida y los sentimientos frente a personas desconocidas que muchas veces tienen poca, ninguna o distorsionada información acerca de las diversas orientaciones sexuales.

Muchos estereotipos, prejuicios y tabúes hay para hablar de la bisexualidad, el lesbianismo, la homosexualidad, tanto en Cuba como en Canadá, confiesa Charline Savignac, compañera de fórmula de Carlos, estudiante de trabajo social de 21 años.

Ella también apuesta por el testimonio entre los jóvenes, resuelta habla de su familia, de la relación hermosa de afecto con su hermana, sus padres y de cómo enfrentar sus propios miedos e inquietudes.

El cine, el arte de forma general son para Charline como tablas salvadoras, recurrió al séptimo arte de su país con una vasta obra sobre la diversidad sexual, para comprender la identidad homosexual, y recomienda emplear este recurso artístico, haciendo obras con modelos positivos donde los jóvenes puedan ver su realidad reflejada sin prejuicios.

Mucho dolor generan las incomprensiones, la homofobia y la discriminación por causa de la orientación sexual, uno de los derechos fundamentales del ser humano, de amar y sentir placer de la manera que quiera sin causar daños.

Comprender y sentir sensibilidad hacia los demás es hacerlo hacia uno mismo, tan diferentes y diversos somos que no hay dos seres iguales en todo el mundo, cada uno con sueños, proyectos, valores y defectos.

Cubanos y canadienses, promotores de salud, colaboradores trabajan juntos para evitar nuevas infecciones de VIH/Sida, ayudar a las familias y a la sociedad a entender la diversidad sexual y contribuir a largo plazo a una sociedad más educada y respetuosa.

Diana Iglesias

Licenciada en Psicología, Universidad de Oriente 1998. Escritora de programas dramatizados históricos para la radio. Periodista en la redacción de la Oficina Cultural Ventana Sur. Colabora con las páginas web de La Demajagua, Crisol, AHS, CNC TV , ACN. Realizadora audiovisual, documentalista. Promotora cultural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *