Nuevo montaje museográfico para recordar el 26 de Julio de 1953

Comparte

Entre las novedades de la sala expositiva está el moderno y atractivo sistema de paneles, montados en material plástico conocido como policloruro de vinilo, y que ahora fueron realizados con los colores rojo y negro, identificativos del movimiento 26 de Julio.

Pioneros observan las mesas donde descansaron las exequias fúnebres de Fidel Castro, Líder de la Revolución cubana, dos de las obras que componen el nuevo montaje museográfico exhibido en el parque museo Ñíco López, otrora cuartel Carlos Manuel de Céspedes, en la ciudad de Bayamo, provincia Granma, Cuba, el 26 de julio de 2017. ACN FOTO/Armando Ernesto Contreras Tamayo

Con un nuevo montaje museográfico abrió sus puertas hoy, el parque museo Ñico López, que ocupa en esta ciudad oriental,  el sitio del cuartel Carlos Manuel de Céspedes, atacado el 26 de julio de 1953, simultáneamente con el “Moncada”, de Santiago de Cuba.

Entre las novedades de la sala expositiva está el moderno y atractivo sistema de paneles, montados en material plástico conocido como policloruro de vinilo, y que ahora fueron realizados con los colores rojo y negro, identificativos del movimiento 26 de Julio.

Así lo precisó en declaraciones a este sitio digital Elena Martínez, especialista de la institución, quien explicó que también se agregaron dos gigantografías del Comandante en Jefe Fidel Castro, líder de los sucesos que marcan el Día de la Rebeldía Nacional, y otra con el Concepto de Revolución..

Asimismo se incorporó a la colección,  un armero con fusiles y otras armas utilizadas en el asalto y en otros combates de la última etapa de lucha por la liberación de la Isla.

Inaugurada el 26 de julio de 1978, la sala museo atesoran valores patrimoniales relacionados con los hechos ocurridos aquel 26 de julio de 1953 cuando un grupo de jóvenes revolucionarios deciden atacar el cuartel para derrocar el régimen de Fulgencio Batista.

La colección museográfica posee, entre otros objetos, la cámara con la cual Rolando Avello fotografió los cadáveres de seis jóvenes asesinados tras el intento de tomar el cuartel; una maqueta de esta fortaleza militar y un mapa de Bayamo,  con lugares donde fueron ayudados los sobrevivientes del asalto.

Además de la sala de exposición permanente, el “Ñico López”, cuenta con un enorme parque,  donde se desarrollan actividades de carácter político y cultural, además de acciones dirigidas a fomentar actitudes de respeto hacia el patrimonio local.

Teniendo en cuenta su significación histórica y sus valores arquitectónicos, el 10 de febrero del año 2004 la Comisión Nacional de Monumentos, lo declaró Monumento Nacional.

Darelia Díaz Borrero

Darelia Díaz Borrero

Licenciada en Periodismo Darelia Díaz Borrero, egresada de la Universidad Oscar Lucero Moya, de Holguín, en el 2012. Trabajó como redactora reportera de prensa en la Agencia de Información Nacional (AIN) entre 2012 y 2015, cuando comienza a laborar en la televisora CNC, de la provincia de Granma. Sus trabajos han sido replicados en disímiles medios provinciales y nacionales de prensa. Actualmente colabora con el periódico Granma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *