Jóvenes visitan altar sagrado de la Patria en serranía de Granma

Comparte

Este domingo, los 70 protagonistas, seleccionados por sus buenos resultados como estudiantes o trabajadores, llegaron al intrincado paraje, ubicado a 28 kilómetros del centro urbano del municipio de Media Luna, con el entusiasmo de saber que conocerían más de un lugar y un hecho de gran simbolismo

Foto de archivo.

Cinco Palmas, Granma, 31 jul (ACN) Jóvenes, participantes en uno de los Campamentos de Verano en Granma, visitaron el sitio histórico de , lugar de la serranía donde ocurrió el reencuentro de Fidel Castro, Raúl y otros expedicionarios del yate Granma, el 18 de diciembre de 1956.

   Este domingo, los 70 protagonistas, seleccionados por sus buenos resultados como estudiantes o trabajadores, llegaron al intrincado paraje, ubicado a 28 kilómetros del centro urbano del municipio de Media Luna, con el entusiasmo de saber que conocerían más de un lugar y un hecho de gran simbolismo.

   El recorrido comenzó en el Centro de Pioneros Exploradores Terrestres Cinco Palmas, fundado en 1987, el cual tiene capacidad para 200 infantes, e incluyó la visita a la casa donde vivió el campesino Severo Pérez, quien, por orden de Mongo Pérez, le llevaba comida en dos cubos a Fidel y los demás combatientes durante los días que estuvieron ocultos en la zona.

   También vieron el complejo escultórico que muestra a Severo, Mongo y Adrián García juntos, tres de los primeros guajiros en ayudar a los integrantes del Ejército Rebelde.

   Yoandris Fleitas Torres, director del Centro de Pioneros Exploradores y guía de los visitantes, resaltó el aporte de esos tres hombres para la vida de quienes llegaron a Cuba provenientes de México, con el sueño de lograr la independencia de todo un pueblo.

   Expresó que fueron muy inteligentes y discretos, incluidos Mongo, integrante de la red de colaboradores para ayudar a los expedicionarios, organizada por Celia Sánchez, y García, padre de Guillermo García Frías, actual Comandante de la Revolución y Héroe de la República de Cuba.

   Con alegría, los muchachos siguieron hasta el cañaveral, donde ocurrió el reencuentro glorioso y permanecen tres de las cinco palmas testigos de aquel suceso y de la confianza en la victoria de Fidel, a pesar de sufrir momentos difíciles.

   Luego, se adentraron en el pequeño museo que muestra armas, fotografías y el recorrido de los combatientes, después de su desembarco por Las Coloradas, en el actual municipio de Niquero.

   La estudiante Laydé Toledano Montero, quien visitó el lugar por primera vez, declaró a la Agencia Cubana de Noticias sentirse muy emocionada por estar en ese sitio, donde se respira historia y más orgullo por vivir en Cuba y ser herederos de hombres como aquellos.

   Yoel Agüero Rosales, atleta de Voleibol, dijo que aprendió más de lo ocurrido aquel 18 de diciembre y desea volver con otros amigos.

   El sábado último, estos jóvenes visitaron también el Monumento Nacional Las Coloradas, por donde llegaron los expedicionarios el dos de diciembre de 1956.

  Unos 280 jóvenes, de todos los municipios de Granma, participan en cuatro campamentos de Verano, que se extenderán hasta el próximo dos de agosto e incluyen conferencias, intercambios con personalidades, labores productivas y visitas a empresas de gran valor económico.    

 

 

Yasel Toledo Garnache

Yasel Toledo Garnache

Es egresado del Centro Nacional de Formación Literaria Onelio Jorge Cardoso y Mejor Graduado Integral de la Universidad de Holguín (2014). Periodista, ensayista y narrador. Miembro del ejecutivo de la UPEC en Granma. Ganador de la beca nacional de creación Caballo de coral, por el proyecto de libro de cuentos La Remodelación, y de otros concursos literarios. Corresponsal-Jefe de la Agencia Cubana de Noticias en Granma. Colaborador de las revistas Ventana Sur y Alma Máter, el suplemento La Campana y de sitios digitales como la AHS.cu, y CNC TV. Autor del blog Mira Joven.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *