Desde Bayamo echará a andar este sábado la 57 de la Serie Nacional de Béisbol

Comparte
Alazanes de Granma campeón de la 56 Serie Nacional de Béisbol que se juega en el estadio Mártires de Barbados, en Granma, el 21 de enero de 2017. ACN FOTO/ Osvaldo GUTIÉRREZ GÓMEZ

El campeón de la pasada edición, Granma, enfrentará este sábado a Villa Clara en la oriental ciudad de Bayamo en el partido que echará a andar la edición 57 de las Series Nacionales de Béisbol.

Los 640 jugadores que protagonizarán el evento deportivo doméstico históricamente más seguido en la mayor de las Antillas tendrán ante sí el reto de llevar aficionados a los estadios, pues para nadie es un secreto que el pasatiempo nacional no atraviesa su mejor momento.

Por si hicieran falta argumentos recientes bastaría recordar la actuación de la selección cubana en el Cuarto Clásico Mundial, con dos victorias en seis partidos y Holanda despidiéndola con un feroz nocaut.

A ello le siguieron desafortunadas presentaciones en la Liga CanAm, con asiento en Canadá y el noreste de Estados Unidos y fuera del entorno de las Grandes Ligas, y luego en el tradicional tope con la selección universitaria estadounidense.   

El campeonato cubano arranca sin la presencia de 18 peloteros contratados a través de la Federación nacional de la disciplina en clubes de Japón, Europa y Canadá, quienes están inscriptos en las nóminas de 40 jugadores de sus respectivos equipos.

Seguramente la ausencia más notable para la afición sea la del artillero Alfredo Despaigne, del campeón Granma, quien juega en la Liga Japonesa de Béisbol Profesional en la cual resulta una de las principales atracciones a la ofensiva.

Una buena noticia para la inyección revitalizadora que necesita el evento sea la presencia de más de 260 jugadores procedentes del campeonato nacional de la categoría Sub-23.   

Si en los diamantes se extrañarán nombres que acaparen cintillos, algo diferente sucederá en los puestos de mando, al frente de los cuales debutan ex jugadores que dieron colorido a los clásicos cubanos de pelota, como el toletero Orestes Kindelán (Santiago de Cuba) y el lanzador Pedro Luis Lazo (Pinar del Río).

Kindelán es el recordista absoluto en jonrones (487) y Lazo en juegos ganados (257).

Como siempre la nota de color en los dogouts la pondrá Víctor Mesa, quien tras más de una docena de años repartidos al timón de Villa Clara y Matanzas, sin lograr el ansiado título de Cuba, estrena el uniforme del capitalino Industriales, campeón en 12 ocasiones y equipo que aúna la mayor cantidad de seguidores con el número más grande de contrarios.

También repite al frente del subcampeón Ciego de Ávila, Roger Machado, un ex receptor suplente de las selecciones nacionales, que va en pos de su cuarta corona de 2012 a la fecha.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *