Concluyen promotores de salud canadienses experiencias de trabajo en Granma

Comparte
Foto: Diana Iglesias

Carlos, Alexander, Alejandro, Charline y el resto del equipo de jóvenes canadienses de la provincia de Québec dicen sentir una mezcla de alegría y añoranza, después de dos meses compartiendo en Bayamo, capital de la provincia de Granma, el trabajo en la prevención de infecciones de transmisión sexual con especialistas del territorio.

Sonrisas y alguna que otra lágrima aflora en la despedida, en la que se habla de expectativas de uno y otro lado. Los muchachos del francófono territorio canadiense resumen lo que más les gustó, llamó la atención, cautivó sus gustos culinarios y cuánto aprendieron del idioma español y de las costumbres y cultura cubanas.

Lo más importante, señalaron, es el compartir con la gente y aprender del trabajo comunitario que se desarrolla en la isla con grupos como los gays, lesbiana, transexuales y bisexuales, objetivos de las acciones educativas y de empoderamiento que realizaron también a otros municipios como Manzanillo y Jiguaní.

La iniciativa organizada por Quebec sin fronteras, un proyecto del gobierno de esa provincia de Canadá, promueve durante el periodo vacacional la solidaridad internacional entre los jóvenes de ese país con cientos de iguales en el mundo, y es la segunda vez que nos visitan muchachos y muchachas dispuestos a compartir su tiempo con los cubanos de Granma.

El oriental territorio tiene privilegio de ser la única sede escogida por el proyecto para implementar acciones solidarias en materia de prevención de infecciones de transmisión sexual, experiencia que inició hace dos años cuando visitó el primer grupo de promotores canadienses.

Estudiantes de ciencias humanísticas, económicas o empresariales, trabajadores sociales, sexólogos, profesores de idiomas, estos jóvenes se integraron al proyecto Cruzada por la vida que cada verano, desde hace dos lustros, auspicia la sección de prevención de las Its/VIh/sida. 

Para la doctora Arisleida Castro, jefa del programa de control y prevención de las infecciones de transmisión sexual y el vih/sida en la provincia cubana, el resultado de la experiencia es muy alentador, para los que nos visitan y para el personal cubano, por el rico intercambio de metodologías y la ayuda en sentido bilateral que se establece, que se hará creciente en un futuro cercano.

Saber cómo se realiza en Cuba la promoción de la salud sexual y reproductiva, intercambiar con psicólogos, consejeros, promotores y grupos de personas de diversa orientación sexual y género fueron propósitos cumplimentados por los canadienses que hoy manifiestan sentir un profundo afecto por los cubanos.

Prevenir nuevas infecciones de transmisión sexual, promover los derechos sexuales y reproductivos de los seres humanos y la no discriminación por orientación sexual, fue otro de los propósitos de la labor desplegada por centros recreativos, áreas de baño, sitios de encuentros, y otros lugares de toda la provincia, ofreciendo consejería y materiales educativos.

La experiencia bilateral también ofrece la posibilidad de que jóvenes granmenses conozcan cómo en Québec se protegen y respetan los derechos sexuales y reproductivos a las personas homosexuales, transexuales y bisexuales. Vivencias que sin dudas enriquecerán el quehacer de las prácticas preventivas en esta parte del oriente de la isla.

Los jóvenes canadienses intercambiaron con artistas, periodistas, estudiantes y profesores universitarios a los que instaron al respeto por la diversidad sexual y donde expusieron la metodología de historia de vida, un complejo pero sensible hacer para la comprensión de la diversidad humana, tan necesaria hoy para evitar enfermedades y fomentar ambientes saludables y de paz.

Diana Iglesias

Licenciada en Psicología, Universidad de Oriente 1998. Escritora de programas dramatizados históricos para la radio. Periodista en la redacción de la Oficina Cultural Ventana Sur. Colabora con las páginas web de La Demajagua, Crisol, AHS, CNC TV , ACN. Realizadora audiovisual, documentalista. Promotora cultural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *