Conmemoran aniversario 110 de la muerte de la capitana mambisa Rosa La Bayamesa

Comparte
Foto: Lizet Márquez

En los predios de una construcción conmemorativa que rinde honores a la capitana mambisa Rosa La bayamesa, fue recordado el aniversario 110 de la muerte de Rosa María Castellanos Castellanos.

La obra fue la última que inaugurara Vilma Espín, y rinde tributo a las mujeres cubanas y a su estirpe guerrera.

Rosa fue una negra esclava, integrante del Ejército Libertador, que desarrolló una intensa y fecunda labor desde el mismo inicio de la Guerra de los Diez Años.

Luego de más de 30 años de servidumbre, y después que los bayameses incendiaron la ciudad para evitar que cayera en poder de los colonialistas españoles, Rosa, liberada de la esclavitud, decide seguir a sus amos en el camino de la lucha libertaria.

La Federación de Mujeres Cubanas en Granma recordó su participación como enfermera, y la más joven generación hizo honores a su ejemplo. Junto a ellas el General de Brigada de la Reserva, Harry Villegas, combatiente de la Guerrilla del Che. Participaron también en el tributo, la General de Brigada de la Reserva, Delsa Esther Puebla Viltres, Teté, y Edemis Tamayo Núñez, La Gallega, ambas integrantes del Pelotón Las Marianas, conformado al calor de las luchas rebeldes en la Sierra Maestra.

El Historiador Aldo Daniel Naranjo dijo que Rosa fue la única capitana mambisa que recibió sus grados de manos del Generalísimo Máximo Gómez.

La valerosa mujer que se convirtió en símbolo y leyenda del Ejército Libertador, tiene en Bayamo una escultura ecuestre inaugurada en el año 2002 al cumplirse el aniversario 95 de su desaparición física, ocurrida el 25 de septiembre de 1907 en tierras de la provincia de Camagüey.

Foto: Lizet Márquez
Foto: Lizet Márquez
Foto: Lizet Márquez

Lizet Márquez Gómez

Máster en Ciencias de la Comunicación. Licenciada en Periodismo (1994), Universidad de Oriente, Cuba. Trabaja como corresponsal en la provincia de Granma del Sistema Informativo de la Televisión Cubana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *