Estados Unidos recortará su personal diplomático en La Habana y detendrá visados

Comparte
Tomada del Blog Diario del Deshielo

por Sergio Alejandro Gómez

La decisión estadounidense, anunciada por la agencia AP, de recortar su personal diplomático en La Habana, detener el otorgamiento de visados y lanzar una advertencia sobre los viajes a Cuba, sube los decibeles de la saga acústica, que hasta ahora se había mantenido en escuetos comunicados oficiales y filtraciones a la prensa.

Cuba había advertido a Estados Unidos de tomar medidas apresuradas que no estuvieran basadas en los resultados de las investigaciones sobre los supuestos incidentes que involucraron a personal diplomático norteamericano en La Habana, causándoles alegados daños a la salud como pérdida auditiva, migraña y lesiones cerebrales leves.

Ambas partes habían reconocido que las investigaciones llevadas a cabo en el terreno carecían de resultados concluyentes para indicar las causas u orígenes de los alegados incidentes.

Sin embargo, la agencia AP cita de última hora a fuentes diplomáticas estadounidenses para asegurar que tomarán medidas drásticas.

Washington recortará en cerca de un 60 % el número de diplomáticos que trabajan en su Embajada en La Habana, así como todos los familiares. Solo permanecerá “personal de emergencia”. El procesamiento de visas será completamente detenido.

Washington advertirá además a los viajeros estadounidenses que no visiten Cuba debido a la posibilidad de que se vean afectados por “ataques a la salud” en los hoteles cubanos.

Sin embargo, hasta el momento no se ha presentado ningún informe sobre daños a alguno de las más de tres millones de turistas que han visitado Cuba hasta el momento.

“No hay reportes de ningún incidente que haya afectado a viajeros estadounidenses y los eventos aislados no son considerados una amenaza para los visitantes”, aseguró en un comunicado Collin Laverty, presidente de la Cuba Educational Travel, una organización dedicada a planificar viajes de intercambio entre ambos países.

De aplicarse las medidas anunciadas, se retraerían los vínculos a un estado inferior al que estuvieron durante décadas con las antiguas Secciones de Intereses.

Decenas de miles de personas se verán imposibilitadas de visitar a sus familias en uno y otro lado del estrecho de la Florida. Los viajes académicos e intercambios en distintas esferas quedarán prácticamente suspendidos.

La severidad de la decisión contrasta con la falta de evidencias sobre la responsabilidad cubana en los hechos y su disposición en todo momento a colaborar para esclarecer los hechos.

Cuba también había alertado con los intentos de politización de este caso. Varias figuras anticubanas, como el senador por la Florida Marco Rubio, habían aprovechado los supuestos incidentes para exigir el fin de los nexos diplomáticos y el cierre de la Embajada.

En cualquier escenario, las medidas afectarían directamente a los pueblos de Cuba y Estados Unidos, que nada tiene que ver con los supuestos incidentes.

“Una embajada pequeña, incapaz de emitir visas para familias separadas, para que cuentapropistas viajen a los Estados Unidos o para programas de entrenamiento de científicos y académicos involucrados en importantes asuntos de cooperación bilateral, causaría un daño significativo”, opina Laverty.

(Noticia en construcción)

Tomada de Diario del Deshielo 

CNC TV Granma

Equipo de reporteros de la CNC Televisión Granma. Trabajamos para nuestra programación habitual y también para la versiones digitales de nuestro medio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *