Servicios de la Fiscalía en Granma llegan hasta las montañas

Comparte

La lejanía y el difícil acceso no hacen frente a que los trabajadores de la Fiscalía en Granma presten sus servicios a la población. La comunidad El Cepillo, en el municipio de Jiguaní, es un ejemplo de ello.

Una escuela con enseñanza multigrado, la tienda o bodega equipada de artículos para la venta liberada, así como los alimentos de la canasta básica, un consultorio médico con sus respectivos profesionales a disposición del pueblo y un círculo social para el disfrute o celebración de acontecimientos; todos cercanos entre sí y rodeados de montañas, describen una intrincada comunidad del Plan Turquino en Granma: El Cepillo.

Ubicada a unos 35 kilómetros de Bayamo se encuentra esa localidad del municipio de Jiguaní, en Granma. Gente humilde, trabajadora y sociable sale al paso cuando llega el visitante, y brindan con amor un buen café, propio del lomerío, o una fruta fresca.

De ahí que Mariela Labrado Mendoza, fiscal del municipio de Jiguaní, a pesar de la lejanía y difícil acceso, visite en función de trabajo pero con gusto ese paraje montañoso, y lleve los servicios de la Fiscalía General de la República se presten a los pobladores del Cepillo.

Labrado Mendoza, apunta que “hasta lo que va de año se han atendido un total cinco personas, en temas relacionados con las regulaciones de deberes y derechos de los padres, la regulación de la guarda, cuidado y comunicación entre los padres e hijos, y una situación en espacial, que le dimos atención un tema relacionado con salud y situación epidemiológica que afectaba la localidad.”

Además de las funciones específicas de dicho órgano legal, también sus profesionales se ocupan de problemáticas o inquietudes que interfieran en las necesidades básicas de los más de 200 habitantes de este sitio de la geografía granmense.

Para Ivet Vázquez Isac, pobladora del Cepillo, quien además labora como administradora de la tienda de esa zona, es muy importante el trabajo de la fiscalía, “la fiscalía viene mensualmente y se preocupa mucho por lo que llega a la unidad, si tenemos todos los productos necesarios para la población, se le han dado quejas , unas resueltas, otras no, pero se preocupan mucho por orientarnos…además es muy importante porque se evitan robos…y se amedrentan a quienes en reiteradas ocasiones comenten delito.”

La atención directa al ciudadano en zonas del Plan Turquino, como El Cepillo, responde a la resolución 197 de 2015 del Fiscal General de la República Cuba, que exige la prestación de servicios en zonas intrincadas y de difícil acceso. Su cumplimiento contribuye a velar por la legalidad y es una garantía de que los derechos constitucionales de los ciudadanos sean respectados.

Susel Domínguez Serrano

Licenciada en periodismo por la Universidad de Oriente, 2009, Cuba. Trabaja como redactora reportera de prensa en la CNC TV Granma. También incursiona en la conducción y producción de programas de televisión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − 7 =