¿Pidió bien Carlos Martí?

Share this...
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page
Carlos Martí Santos, Director del equipo Granma, Campeón Nacional de Beisbol de Cuba, en el estadio Cinco de Septiembre, de la ciudad de Cienfuegos, el 24 de agosto de 2017. FOTO/Modesto GUTIÉRREZ CABO/oca

Después de la esperada petición de refuerzos, hace dos días, muchos siguen comentando si el mentor granmense, Carlos Martí, hizo una buena elección para la segunda fase.

Es difícil ofrecer una valoración concluyente, porque más de una vez peloteros con números y resultados, terminan por no integrarse al equipo que los “adquirió”. Y también ha sucedido lo contrario: hombres sin tanta fama han logrado ayudar mucho a su “nueva” selección.

En realidad, el timonel de los Alazanes fue fiel a la filosofía expuesta de antemano: iba por cuatro lanzadores y un receptor y eso mismo trajo de Pinar del Río.

Nadie debería cuestionar la elección del receptor, sobre todo porque este se llama Yulexis la Rosa, quien ya jugó con los granmenses y es un verdadero especialista detrás del plato.

Tampoco parece desacertado haber escogido a Alaín Sánchez, integrante del equipo de Cuba al IV Clásico Mundial, y al zurdo Ulfrido García (otro que estuvo una vez con Granma). Ambos, con buenos números en esta serie, serán abridores de los actuales campeones nacionales.

Las mayores dudas se centran en el guantanamero Luis Enrique Castillo y el villaclareño Yosver Zulueta, quienes no mostraron mucho control durante la primera fase. El primero, quien debe ser el cerrador del conjunto, salvó cinco, no ganó ni perdió; pero da más de un boleto por entrada de actuación; mientras que el segundo, un muchacho de gran velocidad, dio casi siete bases por bolas por cada nueve entradas de actuación; tales números en el béisbol moderno son letales.

Claro, Granma necesitaba un cerrador y no había mucho de donde escoger. Así que Castillo, si se motiva militando en un equipo de más rango y sabiendo que tiene uno de los mejores receptores del país, pudiera mejorar.

Zulueta, incluido dentro de la llamada bolsa obligatoria, debe ser relevista, a no ser que Carlos Martí se incline por tener cinco abridores.

Sin embargo, lo más preocupante, a mi juicio, tiene que ver con otro asunto: el próximo Panamericano sub 23, con sede en Panamá, del 15 al 24 de noviembre.

Es seguro que Ulfrido será llamado a esa selección, pero lo peor es que el propio Zulueta, además de los jardineros Yoelkis Céspedes y Raico Santos pudieran formar parte de ese equipo.

¿Cómo quedaría Granma entonces? ¿Ese debilitamiento presumible no le costaría la clasificación?

Es por eso que algunos dicen que debió escogerse al jardinero Denis Laza, antes que Castillo. Claro, el cuerpo de dirección ya habrá sacado cuentas al respecto.

La manida frase de que “el terreno dice la última palabra” vale nuevamente en este sentido. A partir del próximo jueves, 26 de octubre, cuando Granma choque con Artemisa en el estadio Mártires de Barbados, sabremos qué nos depara la realidad.

Share this...
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page

Osviel Castro

Licenciado en Periodismo, Universidad de Oriente, Santiago de Cuba (1995). Corresponsal del periódico Juventud Rebelde en Granma. Colaborador en temas de deportivos de la CNC TV Granma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *